Continuar"/>

Reglas obligadas para andar en bici en CDMX

Reglas obligadas para andar en bici en CDMX

En esta temporada cuídate de las complicaciones de cualquier mal respiratorio. Qué es la neumonía y cómo prevenirla.

1. Respetar las reglas de tránsito es básico Uno de los errores más comunes entre los ciclistas es circular en sentido contrario, sobre todo por vías primarias. Cuida tu vida, busca una alternativa vial para circular por calles secundarias y cuando lo hagas, respeta el sentido de las calles. “Existe una gran contradicción en ciclistas que, para no ir una cuadra más adelante, se meten en sentido contrario. Si quieren ejercitarse, ¿no sería mejor pedalear una cuadra más para ir seguro?”, afirma Roberto Vargas, coordinador editorial de AS México y ciclista desde hace 30 años.

2. ¿Brillas por tu simpatía? Nunca salgas a pedalear con ropa oscura, sobre todo de noche. Recuerda, mientras más visible te hagas, tu vida corre menos peligro. Muchas marcas en el mercado tienen prendas en colores fluorescentes que te hacen lucir bien y visible ante los automovilistas y conductores del transporte público. Aunque parezcas ‘árbol de Navidad’, utiliza luces por la noche, al frente y atrás.

3. El casco, un básico que te salva la vida Si te parece que utilizar casco es incómodo, antiestético y molesto, puede ser… pero también puede hacer la diferencia entre salvar tu vida o no. “Tengo muchos años pedaleando y cuando reviso mis viejos cascos, a pesar de no haber sufrido caídas de consideración, veo que están rayados en la superficie’, agrega Vargas. ¿Qué habría pasado de no haberlos llevado? Al igual que lo que pasa con la ropa, hay cascos cómodos y de calidad a los que, incluso, se les pueden poner luces. Aunque no sea obligatorio: úsalo siempre.

4. Di no a los audífonos y celulares Cuando te subes a la bici debes tener todos tus sentidos al cien. Por eso aunque te mueras de ganas de escuchar esa canción que te fascina o de hablar por teléfono, evítalo. Es básico estar atento a todos los sonidos de la calle. Un frenón repentino o algún vehículo que acelera de la nada pueden meterte en serios problemas en caso de estar distraído.

5. No des nada por hecho Arriba de la bicicleta debes estar siempre alerta. Cuando llegues a un crucero, aunque tengas la luz verde, aminora tu marcha y voltea a ambos lados, puede haber alguien que se pase la luz roja del semáforo al ver acercarse a una ‘inofensiva’ bicicleta. Circula con precaución y a una velocidad moderada detrás de los vehículos automotores, no sabes si en cualquier momento pueden frenar. También ten cuidado con los peatones, que se pueden atravesar en cualquier momento. Respeta sus vías y evita circular por las banquetas.

¿Te gustó este artículo?