facebook pixel

Yoga, lesiones que puedes evitar

Yoga, lesiones que puedes evitar

Disfruta de platillos saludables sin sacrificar el sabor. Sigue estos tips y no permitas que el exceso de grasa dañe tu organismo.

Lesiones lumbares La zona baja de la espalda es una de las afectadas con mayor frecuencia, ya que en ella recae toda la fuerza y el peso de nuestro cuerpo al momento de doblarse. Debes tener cuidado de lastimar el nervio ciático, pues podría dejarte sin movilidad por un tiempo. Realiza las flexiones sobre una superficie suave con el objetivo de quitarle presión a los lumbares.

Lesión en muñecas Estas articulaciones suelen ser las más frágiles al momento de recargar el peso de nuestro cuerpo. Cuando se realizan los parados de manos corren el riesgo de lesionarse los tendones y los músculos. Es importante calentar y realizar los ejercicios de manera progresiva.

Lesión en codos Las lesiones de codos son menos frecuentes que la de los codos, pero se debe a la misma presión del peso de nuestro cuerpo o al flexionar incorrectamente. Para evitar estas lesiones es recomendable mantenerlos pegados a las costillas mientras los doblamos.

Lesión en hombros Muchas veces al elevar los brazos hacia las orejas los músculos de soporte de los brazos dejan de usarse y los hombros se vuelven vulnerables. Debemos evitar forzarlos o tirar muy fuerte, así como mantenerlos hacia abajo y alejados de las orejas.

Lesión en cuello En el yoga se llega a ejercer fuerza en las cervicales, lo que podría provocar lesiones en las articulaciones, mientras que el cuello podría perder flexibilidad. Evita que tu cuello reciba la carga de algún tipo de peso; asegúrate que tu espalda esté recta con los omóplatos hacia atrás y hacia abajo.

Lesión en rodillas Podrían lesionarse debido al constante doblamiento y estiramiento al que se ven expuestas estas articulaciones. Si empezaste a hacer yoga hace poco tiempo, mantenlas levemente dobladas en la mayoría de los ejercicios.

Y en la alimentación…
Complementa tu rutina con opciones alta en proteínas, vitaminas y minerales que te ayuden a rendir más y a tener una buena digestión.

Avena Alimento rico en vitamina B1 y B5 que interviene en el metabolismo de los carbohidratos también presentes en este alimento. Al intervenir, ayuda a obtener la energía necesaria y mejorar el rendimiento durante el entrenamiento o la competencia. La avena también contiene fibra y proteína que convierte a este alimento en un básico en la alimentación de deportistas.

Salmón Este alimento es rico en omega 3 y ofrece grandes beneficios al corazón y al aparato circulatorio; además, se le atribuyen propiedades anticancerígenas. Comer este alimento en la cena, ayuda a eliminar grasa y ganar proteína.

Legumbres Ricas en carbohidratos, que nos dan energía; en proteínas, que nos ayuda a la recuperación muscular; en fibra, que nos regula la actividad intestinal. Las legumbres son ricas en calcio, hierro, selenio y distintos minerales que benefician los músculos. Además, no contienen grasas saturadas ni colesterol.

Plátano Su alto contenido de azúcar en forma de fructuosa hace que esta fruta dé energía inmediata, importante cuando se realizan ejercicios que requieren un gran esfuerzo. Es de fácil digestión y gracias a su alto contenido en magnesio, ayuda a prevenir calambres musculares.

Dátil Poseen gran contenido de carbohidratos y azúcar por lo que aportan mucha energía y agilidad tanto cerebral como muscular. El dátil posee azúcares de fácil asimilación que prolongan la sensación de saciedad ya que son liberados paulatinamente.

¿Te gustó este artículo?
1