Continuar"/>

Cena delicioso y ¡sin culpa!

Cena delicioso y ¡sin culpa!

Llevar un régimen alimenticio no implica alejarte de la diversión. Si esta noche te invitaron a cenar, aplica estos sencillos tips y disfruta.

Antes de salir de casa Come una porción de algún plato permitido en tu dieta antes de salir a tu cena. Llegar con el estómago en calma, evitará que te dejes llevar por el antojo y consumas porciones desmedidas.

Haz una buena elección Prefiere de plato fuerte alimentos altos en nutrientes y bajos en calorías. Si pides a la carta, elige pescados y carnes blancas. Estos son más fáciles de digerir y su preparación suele ser más ligera que la de otro tipo de opciones. Recuerda que la American Heart Association recomienda incluir pescado en la alimentación diaria, pues los ácidos grasos que aporta son esenciales para el buen funcionamiento del organismo. En cuanto a las guarniciones, elige vegetales sazonados con especias, en lugar de granos con aderezos a base de lácteos.

Bebidas saludables Mezcla las bebidas alcohólicas con agua natural o mineral y evita los refrescos; prefiere los endulzantes bajos en calorías y las bebidas elaboradas con frutos naturales.

Un dulce final En lugar de omitir el postre, pídelo para compartir. Su sabor y textura limpiarán tu paladar de los alimentos salados y te darán una sensación de bienestar. Pregunta opor las opciones light, pues seguramente te sorprenderán!

UN TIP Adoptar una postura correcta a la hora de comer y masticar lentamente te ayudará a digerir mejor los alimentos.

¿Te gustó este artículo?