El blog del Chef Oropeza - notas, recomendaciones y mucho más

Blog > Cuando nuestros niños son hipertensos

Cuando nuestros niños son hipertensos

Cuando nuestros niños son hipertensos

Abril 17, 2017

Es muy importante que acudas al pediatra para que mantenga monitoreados las mediciones de presión arterial de tu hijo.

Es una realidad que el aumento de la obesidad, los hábitos alimenticios incorrectos y el sedentarismo, son las principales causas del creciente número de niños hipertensos alrededor del mundo. 

Aunque no existen cifras sobre el aumento de esta condición en los más pequeños, el 31% de la población mexicana padece de hipertensión, de acuerdo con Juan Verdejo, director médico del Instituto Nacional de Cardiología.  Asimismo, factores ambientales como el sobrepeso, la ingesta de sal y de alcohol a temprana edad son determinantes. 

Francisco de la Cerda, nefrólogo pediátrico del Hospital Infantil Universitario Virgen del Rocío. Sevilla y Carlos Herrero del Institut Catalá de la Salut, aseguran que cada vez hay más estudios que relacionan la presión arterial en la infancia con la de la edad adulta. En otras palabras, un niño que vive con esta condición tiene más riesgo de convertirse en un adulto hipertenso. 

POSIBLES CAUSAS DE HIPERTENSIÓN EN NIÑOS 
 
-Enfermedades previas como nefritis, sobrecarga de sal y agua, aumento de presión en el cráneo. 

-Antecedentes familiares de hipertensión, obesidad, enfermedades cardiovasculares, diabetes, altos niveles de colesterol y triglicéridos; padecimientos del sistema endocrino. 

-Antecedentes durante el nacimiento: peso al nacer, poco liquido amniótico, ausencia de oxígeno, infecciones urinarias, enfermedades del riñón y neurólogicas y retraso en crecimiento, entre otros. 

-Ronquidos, cese de la respiración, somnolencia diurna, irritabilidad. 

-Síntomas hipertensión secundaria: sed, despertarse varias veces durante la noche a orinar, disminución de talla y de peso, palpitaciones, sudoración, fiebre, palidez, rubor, extremidades frías y dolores musculares, entre otros. 

Es muy importante que acudas al pediatra para que mantenga monitoreados las mediciones de presión arterial de tu hijo cada vez que van a consulta y para que te oriente de manera detallada sobre el tratamiento. 

¿QUÉ PUEDES HACER?

Es importante que como familiar te involucres, una vez el pediatra diagnostique que el niño padece de hipertensión. Asimismo es adecuado que entre todos modifiquen algunos hábitos en su estilo de vida para poder apoyar al paciente.

1. PERDER PESO. Se ha demostrado que la pérdida de peso conlleva una mejoría en el control de la presión arterial en niños y adolescentes hipertensos. 

2. A EJERCICIO. Realizar 40 minutos de ejercicio aeróbico entre 3 y 5 días a la semana se asocia con mejoría en el control de la presión arterial, en especial las actividades en grupo y al aire libre en donde corran y ejerciten su corazón y sus músculos. 

3. COMBATIR EL SEDENTARISMO. Evita que tus hijos pasen mucho tiempo frente a la televisión, la computadora y videojuegos. 

4. CAMBIAR LOS HÁBITOS ALIMENTICIOS. Motiva a tus hijos a seguir una dieta sana y variada, reduciendo el consumo de sal y aumentando el consuno de potasio.  Este nutriente está presente alimentos como el plátano, acelga, papa, coles de Bruselas, entre otros. Recuerda incluir frutas, vegetales y cereales.  

5. EVITAR EL CONSUMO DE: azúcar, refrescos, grasas saturadas y sal en exceso. 

6. REDUCIR EL ESTRÉS. Algunos estudios han demostrado que la realización regular de técnicas de relajación, meditación y musicoterapia pueden favorecer un mejor control de la presión arterial. 

Para finalizar compartimos contigo 2 recetas que hemos creado especialmente que los niños con hipertensión pueden disfrutar. 

Chef Oropeza en:

Mapa de sitio

  • Media Kit

Foodmates somos:

Todos los Derechos Reservados 2015.