facebook pixel
Chef Oropeza en G+

Cómo volver a la realidad, ¡con toda la actitud!

Cómo volver a la realidad, ¡con toda la actitud!

Organiza, planea y aplica acciones básicas para volver a la rutina con el ánimo renovado.

Mentalízate Cambia el chip y visualiza el ciclo que comienza como una oportunidad para corregir
la manera de enfrentar tu rutina: Imagínate con energía, organizada y con la claridad necesaria para sortear los imprevistos. Una actitud positiva es ¡muy poderosa!

Antes de salir de vacaciones, ¡mochilas y uniformes listos! Sí es posible. Consigue, recicla y organiza todo lo que tu hijo necesita para la escuela antes de iniciar tu periodo vacacional: sin prisa, sin tumultos de gente, sin estrés.

Días a tu favor Si sales de vacaciones, planea tu regreso unos días antes de la entrada a clases o de la vuelta a tu trabajo. Esta decisión puede marcar la diferencia entre iniciar la nueva etapa con la energía necesaria o, por el contrario, arrastrando un auténtico caos.

Hagan juntos un plan de alimentación saludable Habla con tu hijo acerca de los alimentos que más le gustan y combínalos con pasta, vegetales, frutas y carnes blancas o rojas; aprovechen también para planear juntos las loncheras de cada semana.

El tiempo es oro… Y en las mañanas, ¡mucho más! Pon el despertador 15 minutos antes de lo habitual y cámbiale el ritmo a tus primeras horas del día. Este sencillo tip te ahorrará toneladas de estrés.

¡Estírate! Antes de empezar tus actividades, date unos segundos para estirar el cuerpo suavemente. Esta acción simple y fácil estimulará tu circulación y te pondrá en sintonía para enfrentar tus actividades diarias. Al terminar, bebe un vaso de agua natural.

Antes de dormir Aparta de tu mesa de luz cualquier gadget que pudiera interrumpir tu sueño. Además, incluye alimentos como la pasta, el plátano y la leche, ideales para inducir el sueño.

¿Te gustó este artículo?