facebook pixel

Concentración y motricidad al cocinar

Concentración y motricidad al cocinar

Si estás a punto de ser mamá y no sabes cómo mantenerte activa, ¡despreocúpate! Aquí te compartimos una rutina ideal para que la sigas durante esta etapa de tu vida.font=verdana, arial, helvetica, sans-serifŒæ/font

La concepción de los niños acerca de los alimentos y de la comida puede cambiar en cuanto los empieces a hacer participes dentro de las actividades de cocina.

Elegir la receta, reunir los ingredientes y todo el material que van a necesitar, hacen de cocinar, un verdadero placer, tanto para tus hijos como para ustedes los padres.

De acuerdo con Galia Kleiman, asesora en nutrición integral de www.babylovesfood.com, “las labores de cocina son una excelente estimulación sensorial”. Decorar la comida y darle formas divertidas se convertirá en toda una aventura, que también mejorará su destreza manual.

A partir de los 3-4 años, los niños suelen tener la motricidad fina lo suficientemente desarrollada como para manipular pequeños alimentos y ayudar a elaborar casi cualquier plato. Así que con 5 ó 6 años podrán ejercer de pinches de cocina sin problemas.

Amasar, hacer bolitas, revolver y mas adelante, cortar con cuchillo, requieren de concentración y de tener la atención enfocada por varios minutos en una sola tarea, algo que los niños hacen cada vez menos.

Los videojuegos, las redes sociales y los aparatos eléctricos hacen lo opuesto, la atención de los niños va de una cosa a otra todo el tiempo. Cocinar puede tener en la mente beneficios parecidos a los de la meditación, comenta Kleiman.

Por otro lado, Aurora García, profesora de cocina infantil de Cooking Club y Jorge Martínez Pérez, pediatra del Hospital Niño Jesús, afirman que al involucrarse en la cocina, los niños desarrollan sin darse cuenta su creatividad y su psicomotricidad fina, despertando al máximo sus cinco sentidos.

También la cocina es como un gran aula donde los niños aprenden matemáticas, nutrición y ciencia. Aunque para ello implique que ejerzas de maestro hablándoles de la importancia de las vitaminas, de qué alimentos las contienen o de por qué se debe comer de todo.

Además, los niños pueden aprender importante valores necesarios para su desarrollo psicológico como la responsabilidad y el valor de colaborar en las tareas de casa.

Para finalizar, te compartimos dos sencillas recetas de realizar para que tus hijos estén involucrados en su elaboración.

¿Te gustó este artículo?
1