Continuar"/>

Un embarazo saludable

Un embarazo saludable

Cocinar es una experiencia única que ayuda a fortalecer los vínculos con los niños. Aquí te compartimos postres que podrás preparar juntos, al igual que algunos tips.

La diabetes es una enfermedad crónica en donde los niveles de glucosa, o azúcar en la sangre, están muy altos. Esto es perjudicial para tu salud, ya que tu organismo se ve afectado. Por consiguiente, si estás embarazada también tu bebé resultará afectado.

De acuerdo con el Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas Renales, si ya tenías diabetes, el mejor momento para controlarla es antes de quedar embarazada. Los niveles altos de azúcar en la sangre pueden causar daño a tu bebé en las primeras semanas de embarazo, cuando quizás todavía no sabías que estabas embarazada.

Sin embargo, también existe la diabetes gestacional. Este tipo de diabetes se desarrolla solo durante el embarazo. La mayoría de las veces, esta diabetes desaparece una vez que nace el bebé pero esto aumenta el riesgo de diabetes tipo 2 más adelante.

En la mayoría de los casos, la diabetes gestacional puede controlarse y tratarse durante el embarazo para proteger a ti y a tu bebé. Pero si no se trata, puede causar problemas durante el embarazo, por ejemplo:

-Preeclampsia: Cuando tienes la presión arterial alta y señales de que algunos órganos, como los riñones y el hígado, no están funcionando normalmente.

-Nacimiento prematuro: Es el nacimiento antes de las 37 semanas.

-Tener un bebé muy grande, con un peso de más de 9 libras (4 kilos).

-Muerte del feto.

Para disminuir los riesgos, hable con su médico sobre:

-Un plan de alimentación para seguir durante el embarazo.

-Un plan de actividad física seguro.

-Que tan seguido debes medirte los niveles de azúcar en la sangre.

-Tomar tus medicamentos tal como te lo ha indicado el médico.

Para finalizar, te compartimos dos recetas ideales para mantener controlados tus niveles de glucosa. Te encantarán.

¿Te gustó este artículo?