Continuar"/>

Bienestar

Bienestar

Cada inicio de año nos renovamos en muchos sentidos, nos proponemos formas para mejorar.

Artículo escrito por: Valeria Ortiz.

Diseñadora de bienestar. @Foodlandscapesofficial

 

¿Cómo cumplir los propósitos de año nuevo de bienestar (más allá de la alimentación)?

 

Cada inicio de año nos renovamos en muchos sentidos, nos proponemos formas para mejorar. Gran parte de estos propósitos están relacionados a nuestro bienestar, salud, éxito, dinero, viajes.

 

En el tema de bienestar, un gran porcentaje de lo que nos proponemos es bajar de peso, bajar de grasa, cumplir la dieta, ir al gimnasio, hacer yoga tantas veces por semana. Detrás de estos propósitos hay una presión social fuerte, quizás no queremos proponernos esto, por que como estamos nos sentimos bien.

 

En una revista de la Gran Bretaña comentaron que menos del 30% sigue con sus propósitos más allá de marzo. Son insostenibles, porque si en realidad el objetivo es sentirnos bien, estos planes y dietas, no son el mejor camino, no cumplen con las necesidades humanas de bienestar, placer, alimentación y diversión.

 

Comencemos con definir qué es la alimentación, que no es lo mismo que la nutrición.

 

“La alimentación es la ingesta de alimentos por parte de los organismos para conseguir los nutrimentos necesarios y así con esto obtener las energías y lograr un desarrollo equilibrado.”

 

Dentro de los factores que afectan la alimentación, están los más obvios como los biológicos, genéticos, los sociales, culturales, religiosos, del medio ambiente. Pero hay muchos más.

 

Si el propósito en sí es sentirse mejor, verse mejor, sentirse bien, entonces habría que enfocarse en distintos aspectos, mucho más allá de solo la dieta. Tendríamos que comenzar por hacer un autoanálisis de lo que es importante para nosotros. Por ejemplo: estar en forma para poder jugar y seguir el paso a mis hijos. Entonces me propongo pasos en mejora y cambio de hábitos hacia ese objetivo. No al revés, empezar de un aspecto cortoplacista y unitario, es mejor ver la imagen completa del qué queremos para ESTAR BIEN, y con el fin de que sean sostenibles a través del tiempo y los pretextos.

 

Estos paso pueden ser una recomendación para inciar:

  1. Hacer una autoevaluación de lo que es importante para mí
  2. Priorizar (ej)
    1. Tener energía
    2. Convivir con mi familia
    3. Mi imagen personal
    4. Mis hobbies
    5. Mis amigos
    6. La comida
  3. Armar un plan
    1. Para tener más energía, necesito dormir más, hacer ejercicio, hidratarme mejor.
    2. Para convivir con mi familia, necesito ser más efectivo en el trabajo para salir antes, ver menos TV el fin de semana y jugar más juegos de mesa.
    3. Para mejorar mi imagen personal: Ir a un spa al menos 4 veces al año, renovar mi corte de pelo, comer de forma más ordenada, más verduras, menos postres, más agua.
    4. Para lograr retomar mi hobby de fotografía: Planear escapadas a la montaña o al zoológico, imprimir mis favoritas y hacer un álbum.
    5. Para ver más a mis amigos: buscar cursos juntos, hacer caminatas o carreras de fin de semana, armar un calendario de cenas mensuales
    6. Para mejorar mi relación con la comida: comer de forma más consciente, observando cómo me siento con cada alimento, cómo lo disfruto o lo detesto. Comer sentado, acompañado, masticar muchas veces mis alimentos, verlos, olerlos, saborearlos, compartirlos, disfrutarlos.

 

  1. Medir nuestro avance a mediados de año (Junio) para ver en qué debemos retomar fuerzas y cuáles ya son parte de nuestros hábitos.

 

Evidencia científica de los beneficios del ejercicio.

La actividad física regular puede ayudar a:

  • Reducir el riesgo de un ataque al corazón.
  • Mejorar el manejo del peso.
  • Menores niveles de cholesterol y triglicéridos.
  • Disminuir el riesgo de padecer diabetes tipo 2 y algunos tipos de cancer 
  • Presión baja 
  • Tener huesos, músculos, articulaciones más fuertes, menor riesgo de osteoporosis y disminuir el riesgo de caídas.
  • Sentirse mejor, más energía, mejor humor, más relajados y mejor sueño.

 

El ejercicio también influye en una mente más sana

Algunos estudios han encontrado que el ejercicio ayuda a disminuir la depresión. Hay varios mecanismos:

  • Puede bloquear pensamientos negativos y distraerte de tus preocupaciones diarias
  • El ejercicio promociona la interacción social
  • El nivel de fitness mejora tu humor y también tus patrones de sueño

El ejercicio también puede cambiar los químicos en tu cerebro, como la serotonina, las endorfinas y las hormonas del estrés.

¿Te gustó este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.