Continuar"/>

Bases de una dieta Mindfulness

Bases de una dieta Mindfulness

Vive el presente y aplica sentido común a la hora de comer siguiendo estos prácticos consejos.

Mindfulness es una práctica budista que crea habilidades para estar presente en el momento. Y en nuestro idioma se ha traducido como “atención plena”. Por siglos ha sido una filosofía de vida para desarrollar la autoconsciencia emocional y para mejorar el bienestar integral cuerpo-mente-espíritu.

De acuerdo con la Health coach Diana Alva, la práctica de Mindfulness se ha aplicado también a la alimentación, porque es importante ser consciente de la forma en la que comemos, a fin de disfrutar los alimentos y establecer una conexión armónica con la comida y evitar as consecuencias de los excesos.

Para comer conscientemente empieza por dar pequeños bocados o sorbos y apreciar el despliegue de sabores, la consistencia del alimento, la humedad y la textura, hasta convertir ésta práctica en una experiencia espiritual, señala Alva.

La gran mayoría de las personas tiene el mal hábito de comer a prisa, lo que genera un descontrol alimenticio ya que es muy difícil que notes que ya estás satisfecho si no le das la oportunidad a tu cuerpo de mandar al cerebro la información de que ya es suficiente comida.

Por otro lado, si comes a prisa vas a perderte de un momento muy íntimo y placentero cuando poner en tu boca los alimentos y puedes disfrutar su sabor, olor, textura, temperatura y consistencia.

Empieza a hacer Mindfulness aplicando los siguientes consejos:

  • Apaga la televisión y deja cualquier otra cosa que estés haciendo que no tenga que ver con el acto de comer.
  • Cuando estés frente a tu plato, inspira profundamente por tu nariz y expira por la boca unas cuantas veces.
  • Haz una breve meditación de agradecimiento por tener la dicha de contar con comida sabrosa y nutritiva y porque tienes la capacidad de disfrutar cada bocado con todos tus sentidos.
  • Come lentamente, masticando muchas veces cada bocado y pasándolo por toda la superficie de tu boca, mientras haces esto deja los cubierto sobre tu plato.
  • Evita tomar un nuevo bocado hasta que te termines el primero y hayas respirado profundamente.
  • Haz muchas pausas mientras disfrutas los alimentos y haz más intensas las sensaciones que tu cuerpo está experimentando.

Para finalizar, te dejamos un par de recetas saludables para que empieces a seguir estas sencillas recomendaciones y así estar practicando la alimentación consciente o Mindfulness.

¿Te gustó este artículo?