facebook pixel
Chef Oropeza en G+

¿Tienes el síndrome del comedor nocturno?

¿Tienes el síndrome del comedor nocturno?

Además de darle color y sabor a tus platillos, esta planta previene las úlceras y el colesterol elevado.

¿De qué se trata este trastorno?
El síndrome del comedor nocturno es un trastorno alimenticio en el que la persona que lo padece suele cambiar sus patrones de consumo: durante el día tiene muy poca hambre pero por las noches (incluso de madrugada) suele comer de manera compulsiva. Generalmente, este desajuste suele vincularse a un estado depresivo, a desequilibrios hormonales, a crisis de ansiedad o a la baja estima y es frecuente en las mujeres.

Detecta algunos de sus síntomas
• Comer poco o nada durante la mañana y a la hora de la comida por falta de apetito.
• Insomnio o dificultad para dormir por las noches.
• Despertar constantemente durante las horas de sueño nocturnas.
• Comer de manera frecuente durante la madrugada, incluso cuando se haya cenado.
• No poder conciliar el sueño si no se come
• Los alimentos que se consumen durante la noche son ricos en carbohidratos como arroz, pan y pastas. Después de consumirlos se experimenta una sensación de bienestar y somnolencia.
• Las ganas de comer aumentan si se está pasando por un periodo de estrés.

Acciones que te harán sentir mejor
• Evita las situaciones de estrés intenso.
• ¿Qué puede ser tan grave? Intenta tener una visión más objetiva de tus problemas y recuerda siempre que nada es tan importante como para poner tu salud en juego.
• Si te sientes con el ánimo en el suelo o crees que pierdes el control de tu alimentación cuando te enfrentas a un sentimiento desagradable busca ayuda.
• Recuerda que alimentarte de manera compulsiva es solo una forma más de hacerte daño.
• Tu plan de alimentación tiene que incluir desayuno, comida y colaciones. Debes ser muy estricta con las horas (evitar saltarte alguna comida). El orden es esencial
para prevenir este síndrome.
• Para evitar caer en la tentación del desorden y de los alimentos a deshoras, planea desayunar con tu familia o con personas que amas. Así te obligarás a hacer la comida más importante del día.

¡Señales de emergencia!
Este tipo de hábitos alimenticios desencadenan diversos trastornos en la salud. No comer por la mañana, por ejemplo, puede provocarte gastritis y otros males estomacales. La alimentación frecuente y rica en carbohidratos durante la noche aumenta las probabilidades de que tengas sobrepeso y obesidad, lo cual a la larga puede ser causa de diabetes y males cardiovasculares.

Tus alimentos aliados
Aguacate Intenta combinar tus alimentos del día con aguacate, este vegetal contribuye a reducir tus niveles de azúcar en la sangre, lo cual disminuirá tu deseo de comer carbohidratos.

Frijoles Son muy nutritivos y tienen mucha fibra, así que te sentirás satisfecho cuando los consumes. Úsalos como sustituto de los hidratos de carbono y combínalos con los vegetales de tu preferencia.

Vegetales y proteínas por la noche Evita los alimentos altos en carbohidratos después de las seis de la tarde; verás que reduce tu ansiedad. También prefiere las ensaladas con vegetales y proteínas magras.

¡Agua a la mano! Los líquidos evitarán que tengas una sensación de vacío en el estómago que podrías confundir con hambre.

¿Te gustó este artículo?