facebook pixel

El ejercicio y tu salud

El ejercicio y tu salud

El ejercicio físico realizado con regularidad es fundamental para mantenerte en unas condiciones óptimas de salud.

Previene diversas enfermedades y ayuda en el tratamiento de estas. Tal es el caso de la diabetes tipo 2, síndrome metabólico o enfermedades cardiovasculares.

Es importante que sepas que el ejercicio físico requiere de un gasto energético considerado uno de los efectos benéficos se ejerce sobre el metabolismo de las grasas y de la glucosa.

Practicar de manera regular algún deporte es la única forma (no farmacológica) de elevar tus niveles de colesterol HDL o colesterol “bueno”.

Por otra parte, disminuye niveles de triglicéridos y ayuda a controlar los niveles de colesterol LDL o colesterol “malo”.

También tiene efectos sobre la hiperglucemia: por un lado favorece el consumo de glucosa por el músculo y por el otro, reduce la resistencia del músculo a la acción de la insulina.

Ejercicios de corta duración y de alta intensidad

En este tipo de rutinas las glucemias sanguíneas frecuentemente se incrementan en personas con obesidad, que viven diabetes mellitus 2 y que presentan hiperinsulimenia; Esta permanece así hasta una hora después de hacer ejercicio debido al incremento de hormonas.
Por otra parte, los niveles de glucemia en personas delgadas con diabetes mellitus tipo 2 son variables, por lo que es importante siempre monitorear la glucosa antes de realizar cualquier tipo de ejercicio físico.

Riesgo de una hipoglucemia durante ejercicios prolongados e intensos

Presentar esta condición es mayor en pacientes con diabetes tipo 2 tratados con insulina al igual que en pacientes con diabetes tipo 1 ya que puede coincidir con el pico de acción de las insulinas administradas. En otras palabras, el riesgo de sufrir hipoglucemia será mayor cuanto más intenso y prolongado sea tu ejercicio físico.

Si bien la mayoría de las hipoglucemias relacionadas con el ejercicio físico aparece durante o inmediatamente después de tu práctica, en ocasiones aparecen más tarde., una vez transcurridas cuatro o más horas tras finalizar la sesión de ejercicio. Es más frecuente tras ejercicios muy prolongados e intensos.

Monitorea tu glucosa durante el ejercicio físico

Por el riesgo a presentar una hipo o hiperglucemia durante el ejercicio físico es recomendable monitorear la glucosa de la siguiente manera:

-Límite inferior 80 mg/dl

-Límite superior 250 mg/dl

Si los niveles de glucosa aparecen fuera de los límites, es importante contraindicar el
ejercicio hasta que se restablezca el control glucémico para evitar una mayor descompensación.

Para finalizar recuerda realizarte una evaluación médica antes de realizar cualquier tipo de rutina de ejercicio, y disfrutar de las deliciosas recetas que te compartimos a continuación.

¿Te gustó este artículo?
1