facebook pixel
Chef Oropeza en G+

Cocteles que se comen y postres que se beben

Cocteles que se comen y postres que se beben

Esta tendencia nació en España, es famosa por el Minicactus deconstruido, un cóctel que se come con cuchara. Conoce su historia.

Esta innovación culinaria comienza con la historia del pastelero catalán Matías Sarli, a quién se le encendió la bombilla tras acudir a un seminario del pastelero Andrés Conde, y decidió no dejar pasar la oportunidad.

En aquella época, trabajaba en un restaurante japonés de alta cocina de Barcelona, y junto al chef, Mario Urbieto, decidieron crear una carta de seis cócteles comestibles. Fue así como dieron vida a su propio pop-up Cocktail & Pastelería llamado 80-20ml, en Barcelona.

Allí, podías vivir una experiencia única, en la que no sólo los cócteles se comían y los postres se bebían, sino que el ambiente también era el protagonista.

Poco a poco, su trabajo se empezó a reconocer al ser invitados por el Basque Culinary Center para hacer un seminario; hasta que en 2016 obtuvieron el premio revelación gastronómica del año, otorgado por Alimentaria, una feria española de alimentación, bebidas y gastronomía.

Una de sus preparaciones más conocidas es el “Minicactus deconstruido”. En este cóctel que se come con cuchara, la tierra es de mezcal y el flan de harina y tequila; también lleva leche de chocolate especiada, mezcal con sabor a mineral y un sirope de dulce siso, entre otros ingredientes.

Aprovechamos para dejarte una receta de un postre que podrías convertir en una bebida y de un cóctel que fácilmente, puede convertirse en postre. Pruébalo y nos cuentas.

¿Te gustó este artículo?