facebook pixel

¿Y si nunca tienen hambre?

¿Y si nunca tienen hambre?

Esta raíz de sabor dulzón y un toque picante y amargo, es una de las especias que le ofrece un mayor número de beneficios a tu salud. Descubre por qué:

Según los especialistas, los niños de entre 2 y 5 años comen menos porque en esta etapa sus requerimientos alimenticios cambian.Los expertos aseguran que hasta 90% de los niños tienen una etapa de mal comedores en algún momento de su infancia. Sin embargo, la negativa aprobar nuevos alimentos o a ingerir cierto tipo de platillos, puede convertirse en un problema grave, que podría afectar su crecimiento y desarrollo físico y mental.

Los niños con problemas de alimentación:

Se niegan a comer en absoluto lo que se les ofrece o admiten sólo una pequeña cantidad

Durante la hora de comida se distraen constantemente

Muestran una gran resistencia a comer frutas y vegetales

Es prácticamente imposible que se atrevan a probar nuevos platillos

Sólo comen un alimento en particular que les agrada desde hace tiempo

Conoce algunas de sus causas

Distracciones La presencia de la tele y los juguetes a la hora de la comida pueden provocar alteraciones alimenticias

Tensión Si la persona que alimenta al niño se encuentra estresada y le grita o lo castiga es muy probable que el pequeño pierda el apetito rápidamente

Rendirse ante el rechazo natural a lo desconocido Los científicos aseguran que todos los seres humanos tendemos a evitar los sabores que no conocemos. Los padres deben buscar el modo de acercar al niño a los nuevos alimentos

5 maneras de prevenir la inapetencia en los niños

1. Haz de la hora de la comida una rutina familiar agradable.

2. Evita las distracciones.

3. No lo obligues a terminarse la comida. Dale lo necesario y deja que te pida más si así lo desea.

4. Sé paciente al introducir un nuevo alimento.

5. No grites ni castigues. Ofrécele a tu hijo estímulos positivos.

Aliados de los niños sin apetito

1. Lentejas Ofrecen una gran cantidad de hierro y carbohidratos, nutrientes indispensables en el crecimiento de tu pequeño.

2. Avena Tiene suficiente fibra, es buena para la memoria y puedes ofrecérsela en galletas o barras.

3. Nueces Son una fuente de nutrientes como el magnesio, el zinc, el fósforo y la vitamina E.

4. Yogur Le ofrece calcio a tu pequeño y favorece su proceso de digestión.

5. Huevo Sus vitaminas, minerales y proteínas lo convierten en uno de los alimentos más completos para los niños. Sírvelo en figuras divertidas.

¿Te gustó este artículo?
1