facebook pixel
Chef Oropeza en G+

¿Tienes el pie plano?

¿Tienes el pie plano?

El pie plano es una afección común que se trata de la ausencia o poca definición del arco longitudinal, encargado de dar soporte al pie.

Mito 1. Si tengo pie plano no puedo ejercitarme.Esto no es verdad. Cuando se tiene un caso común de pie plano, basta el uso de plantillas y calzado ortopédico para tener una vida completamente normal. De hecho, existen ejercicios especiales para mejorar la deformación; por ejemplo, recoger canicas y lápices con los dedos de los pies o pararse de puntillas.

Mito 2. Al realizar ejercicio sentiré dolor por culpa de mi pie plano.Lo que podría causar dolor es no tratarse el problema; no obstante, seguir el tratamiento del ortopedista es lo indicado para realizar actividades físicas, asegura Juan Manuel Sarmiento, Secretario General de la Asociación Colombiana de Medicina del Deporte. Todos sabemos que actualmente existe calzado ortopédico para diferentes propósitos, como correr, o caminar.

Mito 3.Si tengo pie plano, no puedo hacer deporte en cualquier lugar.Es cierto. De preferencia, busca terrenos regulares para evitar traumatismos en pies y rodillas. Cuando se tiene este padecimiento, lo ideal es ejercitarse sobre pasto y con el calzado adecuado.

UN DATO Existen dos tipos de pie plano: el rígido y el flexible. El tratamiento para el pie plano flexible es el uso de plantillas y zapatos ortopédicos; mientras que el pie plano rígido suele requerir de cirugías para mejorar la deformidad y el dolor, según el Centro de Ortopedia y Traumatología (COT).

¿Te gustó este artículo?