facebook pixel

¿Qué debe comer mi hijo?

¿Qué debe comer mi hijo?

La nutrióloga Fernanda Carrasco nos habla en su sección Alimentación y embarazo, acerca de los principios básicos de la alimentación infantil.

Ya que eres madre y que tu bebé comienza a comer todo tipo de alimentos, recuerda las siguientes preguntas: qué y cuánto? Así es, qué es lo que le voy a dar de comer? y cuánto le voy a dar de comer? La cantidad y calidad de los alimentos que tu hijo reciba, dará continuidad a los buenos hábitos de alimentación que llevaste durante el embarazo y los cuales se verán reflejados a lo largo de su vida.

En México existe el tema de obesidad infantil, donde de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, la cifra es de 34.4% para sobrepeso y obesidad en los niños de 5 a 11 años de edad. De ahí que un estilo de vida saludable no debe terminar. Ahora tu hijo depende de lo que le proporciones día a día, en casa o en lo que le mandes a la escuela. Es importante llevar al pie de la letra las recomendaciones de una alimentación complementaria hasta su primer año de vida. Si todo va bien y no tiene problema con los sabores y texturas de los alimentos, será fácil continuar con las siguientes recomendaciones. De entrada debes saber que el tamaño del estómago de tu hijo no se compara con el tuyo, por lo que suena lógico que las porciones de alimentos deberán ser menores para él. Te recomiendo servirle un plato con un 10% menos de las cantidades habituales. Lograrás que escuche a su cuerpo y, en caso de ser necesario, él te pedirá más comida. Con esto, evitarás: el desperdicio de comida; una ganancia de peso no recomendable y evitarás el tema de no te levantas hasta que te acabes todo, que puede llegar a ser muy desgastante.

Sin duda, la manera de educar de cada uno de nosotros es diferente, pero recuerda que si tu hijo logra identificar su momento de saciedad, a la larga estará previniendo enfermedades como la obesidad. Otro tema que debes tener al día, es la actividad física que tenga tu hijo durante la semana. Anímalo para que participe en sus clases de educación física y, si puede unirse a un equipo de la escuela, sería fantástico Por último, te recomiendo preparar los platillos con la menor cantidad de productos enlatados o procesados. Entre más natural cocines, mayor cantidad de vitaminas y fibra le estarás dando a tu familia. Así que manos a la obra y empecemos con el pie derecho a generar hábitos saludables en la alimentación de nuestros pequeños.

Rompiendo mitos

Si mi hijo hace ejercicio de pequeño, no crecerá?

La actividad física que lleve tu hijo desde pequeño, ayudará a fortalecer diferentes áreas de su cuerpo, como la densidad ósea, respiración, circulación y eliminación de toxinas. De tal forma que el beneficio de ese momento, se convertirá en un hábito de salud que permitirá una mejor calidad de vida.

¿Te gustó este artículo?
1