facebook pixel
Chef Oropeza en G+

Piernas sin dolor (…ni várices)

Piernas sin dolor (…ni várices)

Te decimos cómo alejar a tus hijos de la tos y otros males respiratorios de manera natural.

Camina Esta es la manera más sencilla de mejorar la circulación de tus extremidades. Salir a dar un paseo al parque, a paso firme y durante unos diez o quince minutos, será de mucha ayuda.

Pedalea con o sin bicicleta Además de ser divertido fortalece los músculos y el corazón. Asimismo, andar en bici agiliza el paso de la sangre a través de las venas, lo que te ayudará a descongestionar su inflamación. No tienes bici? Acuéstate en una superficie plana y levanta las piernas simulando pedalear; hazlo durante cinco minutos e incrementa paulatinamente la velocidad de tus movimientos.

Flexiones Recuéstate boca arriba en el suelo, lleva tus rodillas hacia el pecho y toma tus piernas desde las pantorrillas. Esta postura te ayudará a reactivar la circulación de la sangre.

Nadar Es uno de los ejercicios más completos y, además, evita el riesgo de lesionarte gracias a que no existe mayor impacto en las articulaciones. Si tienes la posibilidad de acceder a una alberca no dudes en practicarlo. Tus várices desaparecerán muy pronto.

UN TIP Evita usar prendas muy apretadas; sin embargo, utilizar medias especiales de compresión moderada, puede ayudar a la circulación de la sangre y a agilizar su flujo.

¿Te gustó este artículo?