Continuar"/>

¿Colesterol fuera de control?

¿Colesterol fuera de control?

Esta actividad física te permite desarrollar, de manera integral, la elasticidad de tus músculos, la fuerza y el bienestar emocional.

1. Sensación de fatiga: Con el colesterol alto, la sangre se tarda más en circular por las venas, lo cual provoca que el oxígeno y los nutrientes se tarden más en llegar a su destino. Eso nos hace sentir cansados frecuentemente.

2. Adormecimiento en extremidades: Un nivel alto de colesterol impide que el riego sanguíneo tenga suficiente fuerza. Este genera una sensación de entumecimiento en diversas zonas.

3. Mareo: Cuando nuestro nivel de colesterol sube, éste tiende a acumularse en forma de placas en las arterias, lo cual impide que la sangre y el oxígeno fluyan como deberían. Esto tiene como consecuencia la sensación de mareos y pérdida del equilibrio.

4. Dolor en el pecho: Si el oxígeno transita con dificultad por tu organismo puedes experimentar un dolor agudo en el pecho y una sensación de que te falta el aire.

5. Abultamientos en los ojos: Cuando estos aparecen en los párpados es señal de que hay colesterol malo acumulado en otros lugares del organismo.

TIP El ejercicio y una dieta baja en grasas y azúcares te ayudarán a mantener el colesterol en el lugar adecuado.

¿Te gustó este artículo?