facebook pixel
Chef Oropeza en G+

¿Padeces el síndrome de resistencia a la insulina?

¿Padeces el síndrome de resistencia a la insulina?

Este alimento es uno de los endulzantes naturales más beneficiosos que existen. Conoce algunos tipos de miel y disfrútalos en tus postres preferidos.

La insulina es una hormona de gran importancia para el metabolismo de los hidratos de carbono o carbohidratos, ya que es su principal transporte a las células que los requieren; para explicarlo de manera sencilla, sería como los trenes, donde los vagones son la insulina y las personas los carbohidratos.

Un organismo saludable tendría un transporte eficiente, se llenarían los vagones, no quedarían multitudes esperando subir a ellos, no habría tiempo de espera y la gente llegaría a tiempo a sus destinos (u órganos) para cumplir sus funciones. Así es como un cuerpo sin diabetes o resistencia a la insulina funcionaría, pero cuando existe este síndrome sucede lo contrario: hay grandes cantidades de personas esperando, los vagones están llenos, la gente se empuja para entrar, y aunque lleguen más trenes, se acumulan tantos que el transporte no es suficiente, entonces en las demás estaciones no pueden entrar más personas, la central (el páncreas) manda más vagones, pero estas no logran ingresar, por lo que no llegan a su destino.

Es importante señalar que esto no solo se manifiesta durante la aparición y establecimiento de la resistencia a la insulina, también puede presentarse durante la pubertad, el embarazo y el envejecimiento; sin embargo, en estas etapas se refleja como método compensatorio, pues durante ellas se necesita una mayor producción de insulina para una mejor captación de glucosa, indispensable para el crecimiento y desarrollo en la pubertad y del feto durante el embarazo, así como para brindar energía suficiente para el adulto mayor.

Factores que propician su aparición
• La obesidad visceral (abdominal), ya que el exceso de grasa en esta zona del cuerpo imposibilita que la insulina se una a su receptor, impidiéndole realizar su función
• Poca actividad física o vida sedentaria
• Tabaquismo
• El uso de ciertos medicamentos, como los anticonceptivos orales y los esteroides

También se asocia con factores de riesgo de enfermedades del corazón, el desarrollo de diabetes o hipertensión, y con concentraciones elevadas de grasa en la sangre que no permiten su flujo adecuado.

Tips de nutrición

TEST

Si tu respuesta fue afirmativa a dos o más preguntas, te sugerimos acudir con tu médico y nutriólogo para que evalúe tu estado de salud y nutrición.

Por FOODMATES/Jimena González, nutrióloga

¿Te gustó este artículo?