facebook pixel

Nueve cosas que debes saber de la nariz y las vías respiratorias

Nueve cosas que debes saber de la nariz y las vías respiratorias

Te presentamos nueve cosas que debes saber de la nariz y las vías respiratorias, es un artículo muy interesante acerca de todo lo que necesitas saber.

1. La nariz resulta indispensable para desempeñar funciones vitales para nuestro organismo: ella humidifica, calienta y filtra el aire que respiramos. Tener problemas en la nariz puede perturbar nuestra calidad de vida; por ello es indispensable prevenirlos.

2. La sinusitis es una inflamación que se da en los senos paranasales, que puede ser causada por una bacteria, un virus o un hongo.

3. La rinitis afecta directamente a la mucosa nasal. Se caracteriza por producir inflamación, estornudos, congestión, picor y secreciones. Puede ser alérgica o no alérgica.

4. Las narices con el tabique desviado tienen la pared nasal descentrada. Sus síntomas son la obstrucción de las fosas, hemorragias, dolor en la cara o de cabeza, infecciones frecuentes y congestiones.

5. Las hemorragias nasales se caracterizan por la pérdida de sangre que proviene del tejido de la nariz. Puede tener causas muy diversas, desde resequedad o irritación hasta hipertensión arterial.

6. Alrededor de 20% de los mexicanos padece rinitis alérgica. Los factores que más la provocan son el pelo de gato, el polvo y el polen.

7. Más de 15% de la población mexicana sufre frecuentemente de sinusitis.

En México, entre 5 y 8% de los casos de hemorragia nasal requiere atención médica y en alrededor de 5% puede ser necesaria la hospitalización.

8. Para prevenir algunos trastornos relacionados con la nariz y las vías respiratorias, es recomendable realizarse lavados de agua salina, beber agua para diluir el moco, vacunarse contra la influenza y sonarse tapando una fosa y después la otra.

9. Hurgarse la nariz, las bajas temperaturas, los contaminantes, los ácaros, el polen y el pelo de algunos animales son en algunos casos alérgenos potenciales.

UN DATO Cuando un olor agradable llega al cerebro, este envía la señal para que se produzcan jugos gástricos.

¿Te gustó este artículo?
1