facebook pixel

Antojos: lo que tu cuerpo te quiere decir

Antojos: lo que tu cuerpo te quiere decir

Los expertos en nutrición tienen evidencia científica que sustenta la importancia y efectividad del consumo de refrigerios dentro de una dieta sana y equilibrada.

Descifra algunas señales que tu cuerpo se muere por transmitirte cada vez que se te antoja algo. Checa estos cinco datos:

1. Tu cuerpo tiene muchas maneras de hacernos saber lo que necesita.

2. Cada organismo tiene su “propio idioma” y la manera de interpretarlo es muy específica para cada persona.

3. El principal objetivo del cuerpo es estar bien: bien hidratado, bien alimentado, bien descansado, bien desahogado (vejiga y colon vacíos) y bien emocionalmente.

4. Cualquier necesidad te la hará saber inmediatamente; sin embargo, muchas de las llamadas de atención las ignoramos por distintas razones: falta de tiempo, de insumos o de protocolos sociales, por mencionar algunas.

5. Un antojo puede significar una necesidad emocional, más que alimentaria.

6. Es necesario empezar a observarte para poder separar los antojos por causas de nutrición, de aquellas que son directamente emocionales. Estos son algunos ejemplos:

Cuando estás triste Por lo general cuando estamos enfermos, tristes, cansados o nos sentimos solos, los alimentos dulces suelen llamar nuestra la atención.

Cuando estás cansado Regularmente, si estás agotado tu paladar te pedirá a gritos un helado o una paleta.

Cuando necesitas fortaleza Tu mente llamará a ingerir ingredientes con alto valor proteico.

¿Muy aburrido? Es probable que se te antoje algún alimento salado, agrio o muy picante.

A falta de minerales Seguramente soñarás con un pedazo de chocolate debido a que tu cuerpo requiere una dosis de magnesio, cromo o complejo B. Incluso, los dulces pueden significar sed, es decir, que estás deshidratado.

Y un pedacito de pan… Andar antojadizos de pan significa que buscamos algo que nos dé energía o fibra.

Algo salado, ¡por favor! Este llamado puede deberse a que tu cuerpo necesita agua con electrolitos.

Para tomar en cuenta
Si bien cada persona puede tener antojos muy específicos de acuerdo a cierta emoción, también es común sentir antojos por costumbre. Es decir, si todos los domingos vas por un helado, o bien, todas las mañanas desayunas fruta, tu mente se dedicará a pedirte “eso” justo en el día y la hora indicados. Así que, ¿ya descifraste qué se te antojó el día de hoy?

Por Foodmates / Marilú Acosta, doctora especializada en promoción de salud

¿Te gustó este artículo?
1