facebook pixel

La dieta del ajo

La dieta del ajo

Si tienes pensado preparar un pavo en casa para celebrar Thanksgiving, no te puedes perder la forma correcta de trincharlo y cortarlo, además de ciertos tips que te servirán para quedar como el mejor anfitrión a la hora de servir el plato principal.

1. ¿Sabías que los efectos anti hipertensivos del ajo son de corta duración, máximo dos horas? Asimismo.

2. El consumo de ajo también reduce los niveles de colesterol de acuerdo con la Revista Mexicana de Anestesiología. Según esta fuente, hubo cierta disminución en los niveles de colesterol entre la muestra que consumía ajo versus la que conosumía un placebo.

3. También se encontró que la alicina, producto que se encuentran en el ajo, tiene capacidad para inhibir la agregación plaquetaria, es decir, verifica qué tan bien las plaquetas de una parte de la sangre, se aglutinan o amontonan causando la coagulación sanguínea.

4. Un amplio número de investigadores han estudiado los efectos del ajo sobre la normalización de los lípidos en pacientes con riesgo cardiovascular. De hecho trataron con ajo a pacientes con hipercolesterolemia (trastorno genético) observando una disminución del 29% en los niveles de colesterol después de 2 meses de tratamiento.

5.En otros estudios realizados en pacientes con enfermedad coronaria arterial, la medicación con aceite esencial de ajo durante 5 meses produjo una disminución del 10% del colesterol y de un 21% en los triglicéridos. Después de 8 meses de tratamiento, los niveles de colesterol y triglicéridos habían disminuido un 17% y un 20% respectivamente, al tiempo que se produjo un incremento de los niveles de HDL (colesterol bueno).

6. Warshafsky y colaboradores hallaron que la ingestión de medio a un diente de ajo al día reduce los valores de colesterol en un 9% . E

7. En un amplio análisis, Silagy y Neil concluyeron que el ajo reduce los niveles de colesterol en un 12% – también los de triglicéridos- y que dicha reducción se hace patente a las 4 semanas de tratamiento, manteniéndose durante todo el tiempo que duró el experimento

7. Diversas referencias epidemiológicas apoyan los efectos beneficiosos del ajo en las enfermedades cardiovasculares. Sainani y colaboradores estudiaron la
influencia del ajo como componente de la dieta, sobre el perfil lipídico sanguíneo de una comunidad. Observaron que los niveles de colesterol más bajos se daban en aquellos individuos que mayor cantidad de ajos consumían, mientras que los niveles de colesterol eran progresivamente mas elevados a medida que disminuía la ingesta de ajo.

8. Otros autores como Alan reconocen en el ajo propiedades vaso dilatadoras, relajantes, reductoras de la concentración de colesterol en sangre, y eficaces contra los trastornos gastrointestinales.

¿Te gustó este artículo?
1