facebook pixel

Siete pasos para prevenir la diabetes tipo 2

Siete pasos para prevenir la diabetes tipo 2

¿Te gustan las harinas refinadas, los helados y los cocteles? Te damos la clave para quitarte el antojo sin poner en riesgo tu salud. Vive bien con diabetes.

1. Analiza el riesgo Si alguno de tus padres o tus hermanos tienen diabetes el riesgo de que la padezcas es más alto. También si eres latina. Lo mismo sucede si entre tus hábitos se encuentra fumar diariamente y/o beber alcohol con frecuencia. Si tienes sobrepeso u obesidad o si sueles llevar una vida sedentaria y no haces al menos dos horas y media de ejercicio a la semana las probabilidades de sufrir este mal se incrementan considerablemente.

2. Deja el cigarro Tras varios años de estudios se ha comprobado que las personas que fuman tienen entre 30 y 40% más probabilidades de sufrir de diabetes que las que no lo hacen. Además, las personas que tienen diabetes y fuman son más propensas a sufrir las complicaciones de este mal, tales como las retinopatías, enfermedades cardiovasculares o neurópatas.

3. Modera tu consumo de alcohol Recuerda que beber alcohol podría ser un factor para aumentar de peso, lo cual te coloca en una posición de riesgo. El consumo de alcohol también incrementa tus triglicéridos y la presión sanguínea y estas alteraciones en dichos niveles construyen el escenario ideal para que la diabetes se presente.

4. Controla tu peso La obesidad y el sobrepeso son factores de riesgo para padecer diversas enfermedades, entre ellas, diabetes. Si tu cuerpo acumula grasa, especialmente en la zona del abdomen, es más fácil que tu organismo desarrolle cierta resistencia a la hormona de la insulina.

5. Lleva una dieta equilibrada Además de ayudarte a evitar el sobrepeso, una alimentación balanceada, que se centre en el consumo de vegetales, frutas y carbohidratos complejos (ricos en fibra y sin harinas y azúcares refinadas) y baja en grasas trans y sal te ayudará a mantener tus niveles de glucosa en sus parámetros normales, así como a reducir el riesgo de padecer otras enfermedades (como las cardiovasculares) que son potencialmente mortales para personas que tienen predisposición a la diabetes.

6. Haz ejercicio Realizar alguna actividad física es benéfico para tu organismo en prácticamente cualquier escenario. Sólo tienes que dedicarle media hora al día y obtendrás demasiado: puedes tener bajo control tu peso, tu organismo podrá mantener en su nivel normal la glucosa en la sangre, fortalecerás tus músculos y huesos y mejorará tu presión sanguínea.

7. Hazte estudios regularmente La fórmula no es complicada: si visitas al médico, te haces chequeos de rutina, vigilas tus niveles y sigues las indicaciones tienes altas probabilidades de evitar los males que son parte de la herencia familiar o aquellos que llegan con los años. Según tu situación, tu médico te indicará cuáles son los chequeos que te tocan y cada cuánto debes hacértelos. Sigue su consejo y disfruta de tu salud.

¿Te gustó este artículo?
1