Continuar"/>

Todo lo que querías saber sobre las tablas para cortar

Todo lo que querías saber sobre las tablas para cortar

Como notarás, en nuestras recetas siempre te aconsejamos lavar y desinfectar frutas, verduras y hierbas con el fin de eliminar bacterias, restos de tierra, parásitos, e incluso químicos y pesticidas (que no apreciamos a simple vista) y que se han acumulad

¿Cuáles son las funciones de las tablas para cortar alimentos?
Proteger la superficie de la encimera para que no se raye y conservar el filo de los cuchillos para que no se desgasten. Además facilitan la limpieza y el orden durante la preparación de los alimentos.

¿Por qué es mejor usar tablas de plástico que de madera?
La madera es muy porosa y difícil de limpiar. Además pueden quedar restos de comida que luego facilitan la multiplicación bacteriana y la posterior contaminación de los alimentos que manipulamos sobre esas mismas tablas. Esto también aplica para otros utensilios de este material como cucharas y tenedores.

¿Por qué existen tablas de diferentes colores?
Con el fin de prevenir y disminuir las probabilidades de contaminación cruzada durante la preparación,manipulación, traslado y almacenamiento de ingredientes se estandarizó el uso de tablas de colores. Aunque es cierto que en la cocina de nuestra casa no hay necesidad de tener seis colores de las tablas de corte como en las cocinas profesionales, sí es convenientes tener en casa al menos dos: una para alimentos crudos y otra para alimentos cocinados. Recuerda siempre limpiarlas cuando vayas a cambiar de alimento.

¿Para qué se utiliza cada tabla?
La tabla azul se utiliza para pescados, la verde para vegetales, la roja para carnes,la marrrón para carnes cocinadas y fiambres, la amarilla para aves y la blanca para pastas, quesos, pan y bollería.

¿Cómo es el mantenimiento que se le deben dar a las tablas?
Lávalas con agua caliente, jabón y restriégalas con una esponja antes y después de su uso. También puedes sumergirlas durante 30 minutos en agua tibia con gotas de vinagre blanco y enjuagarlas para luego sumergirlas de nuevo la misma cantidad de tiempo pero en agua fría con cloro. Retira el líquido con abundante agua, seca las tablas y resérvalas en un lugar seco y cálido.

Para finalizar, compartimos contigo algunos tips:
Si tienes una tabla de madera aplícale aceite vegetal en seco y déjalo absorber para tapar los poros.Para quitar los olores de tus tablas aplica sal en su superficie y frótala con un trapo húmedo.Finalmente lávalas con una solución de vinagre en agua.

¿Te gustó este artículo?