El huevo y el mito del colesterol — Chef Oropeza

El huevo y el mito del colesterol

El huevo y el mito del colesterol

Conoce el universo de alternativas igual de gustosas y saludables a tu alcance.Œæ Aprende a combinar especias y condimentos y obtendrás un desayuno perfecto para todos los días de la semana.iŒæ/i

Es cierto que hace algunas décadas se asociaban las enfermedades cardiovasculares con el consumo de colesterol en la dieta, y, como el huevo es rico en colesterol, se aconsejó reducir su consumo.

De acuerdo con el libro EL huevo de María Covadonga Torre, “el colesterol es una sustancia muy importante porque entre otras cosas nos ayuda a la producción de bilis y de las mismas hormonas sexuales”, entonces es importante que esté presente en el organismo.

El colesterol puede taponar nuestras arterias formando ateromas que no proviene del colesterol de la dieta, sino que proviene de las grasas saturadas. Aquí es donde ya se empieza a encontrar claridad y a desmitificar el hecho de que consumir huevo tenga que ver con el problema de astereocledosis; más bien ese problema esta relacionado con el consumo de grasas saturadas.

En la mayoría de los alimentos de origen animal, estas grasas saturadas están presentes junto con el colesterol, pero en el caso del huevo esta es una excepción, pues aunque si contiene colesterol, su perfil de grasas saturadas se consideran saludables, entonces tiene más grasas insaturadas que saturadas, por eso es que actualmente se sabe que el consumo del huevo no está relacionado con elevar el nivel de colesterol en sangre.

Estudios han demostrado que ingerir alimentos que contengan colesterol incrementan tanto la proporción de LBD (colesterol malo) como de LAD (colesterol bueno), por lo que la razón LBD/LAD se mantiene constante.

Mientras tanto, las grasas saturadas presentes en los alimentos de origen animal como carnes, mariscos, pescados y productos lácteos, y en aceites de coco y palma aumentan las LBD o colesterol malo, y por lo tanto, el colesterol sanguíneo.

Es importante que tengas claro que los niveles de colesterol en la sangre de una persona no son consecuencia del consumo del huevo o de algún otro alimento en concreto, sino de su dieta, además de otros factores como la totalidad de grasas saturadas y grasas “trans” presentes en los alimentos que consumes y la predisposición genética.

Esperamos que con esta información que te acabamos de compartir dejes atrás el mito de que el huevo es malo para tu dieta, al contrario, el huevo es uno de los alimentos más completos debido a la variedad de nutrimentos que contiene.

Recuerda que no solo por que sea bueno para tu dieta puedes ingerir toda la cantidad de huevos que deseas. Todo en exceso es malo, y el huevo no es una excepción. Lo más recomendable es comer un huevo por día.

Para finalizar, te dejamos dos recetas con huevos que estamos seguros te encantarán.

¿Te gustó este artículo?