Reinventa tu espacio — Chef Oropeza

Reinventa tu espacio

Reinventa tu espacio

Lo que más nos importa era crear la atmósfera perfecta para vivir en armonía. ¡Rescata esa emoción y reinventa tu espacio!

Sin importar cuanto tiempo tengamos viviendo en nuestra casa o que tan viejitos estén nuestros muebles, siempre es bueno pensar en la manera de mover nuestras energías para que la abundancia y la buena comida no falten. el Feng Shui es un lenguaje de símbolos que interpreta la forma de un a casa y su relación con el estado de ánimo de las personas.

Al reinventar nuestro hogar, empleamos una forma de recuperar la paz en nuestra vida en unión con la naturaleza. Todos los elementos que componen nuestro hogar pueden incidir directamente en lo que elegimos comer y en nuestra salud emocional.

Armonía en el hogar:

El deseo y el amor por la vida van a propiciar que al re acomodar tus espacios logres un cambio favorable. Checa estos consejos:

  • Limpia y organiza tu casa, para evitar que la energía se estanque. La riqueza, la fortuna y la salud mejorarán mucho.
  • Coloca tu cama apoyada contra un muro y, con una cabecera sólida, esto da estabilidad y seguridad.
  • La entrada principal de la casa, no debe tener obstáculos físicos o visuales, recuerda que por aquí entra la energía.
  • Es recomendable que los cinco elementos (agua,fuego,madera,tierra y metal) estén presentes en la decoración del hogar o la oficina.
  • Cambia de lugar los objetos. al moverlos cambiará el flujo de energía en la habitación y en tu casa en general.
  • Abre las ventanas todos los días para que salga la energía estática.

El Feng Shui en la cocina:

Cuando el Feng Shui se aplica a la cocina, el objetivo es incorporar los cinco elementos en cada comida y lograr sentirnos en el ambiente adecuado para disfrutarlos.

 

La meta es equilibrar las energías yin yang en todos los aspectos, en este caso en la comida. como regla general es mezclar los ingredientes para comer de una manera balanceada. Los alimentos yang son salados, producen calor y contienen grandes cantidades de grasas y proteínas. Los alimentos yin, son comúnmente refrescantes, contienen más líquidos y son más dulces, ejemplo: frutas y yogurt.

 

¿Te gustó este artículo?