facebook pixel
Chef Oropeza en G+

El secreto de conservar tus hierbas

El secreto de conservar tus hierbas

Hoy a las 18:00hrs, en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, el Chef Oropeza estará presentado su más reciente libro de recetas saludables, inspiradas en la filosofía del Movimiento Al Natural.

Existen combinaciones de hierbas específicas para aromatizar platos, sobretodo de la cocina francesa. Estamos hablando del bouquet garni , una mezcla utilizada para aderezar sopas y salsas a base de perejil, tomillo, estragón, cebollín, hojas de laurel –frescos o secos— junto a verduras aromáticas como zanahoria y apio. Algunas mezclas llevan albahaca y romero, entre otros.

El secreto de escoger las hierbas con las que vas a cocinar o a decorar tus platos está en elegirlas frescas, que tengan un color vivo y que ninguna hoja esté opaca. Procura utilizarlas en el menor tiempo posible o incluso, cultivarlas tu mismo en tu terraza o patio.

Otras combinaciones famosas son:

Gremolada italiana: corteza de limón + ajo + perejil.

Hierbas de Provenza: tomillo + laurel + romero + albahaca + hierba de San Juan + lavanda (opcional)

Persillade: ajo + perejil

El mejor consejos que te podemos dar para conservar tus hierbas es guardarlas en una bolsa de plástico y conservarlas en el cajón de verduras del refrigerador.

Sin embargo, algunas hierbas como el cilantro y el romero es mejor retirarles las raíces y depositar los tallos en un vaso con agua; de esta manera se mantendrá de tres a cuadro días. Respecto al perejil, puedes conservarlo en el refrigerador y también rociarlo con agua y envolverlo en papel del cocina.

Algunas hierbas como cebollín, albahaca, cilantro, eneldo, hinojo, menta, estragón y tomillo se pueden congelar, aunque pueden perder su sabor.

Si vas a hacerlo, lávalas, sécalas y congélalas sobre una placa, sin taparlas. Una vez congeladas, guárdalas en bolsas individuales, etiquétalas y guárdalas hasta 6 meses en el congelador. También puedes cortarlas, depositarlas en cubiteras, cubrirlas con agua hasta la mitad y congelarlas.

¿Te gustó este artículo?