facebook pixel
Chef Oropeza en G+

El acompañante infaltable de tus tacos

El acompañante infaltable de tus tacos

¿Se te antojaron unos tacos de pescado y tienes el colesterol alto?Œæ

De acuerdo con el Larousse: Los clásicos de la comida mexicana, escrito por Ricardo Muñoz Zurita, “la comida mexicana no se puede entender sin las salsas de la mesa, ya que son indispensables compañeras de los tacos, y en México se hacen con todo tipo de rellenos”.

En los tacos de suadero, de pastor, de canasta, de barbacoa, o de cochinada (de todo lo que se queda en la parrilla)… en cualquier taco, la salsa es más que un condimento: es un elemento esencial del mismo.

Solemos presumir el chile como identidad de México, por tal motivo, podemos darnos el lujo de jugar con la versatilidad de este producto combinándolo con un sinfín de ingredientes como insectos, hierbas, verduras, semillas, especias, nueces y frutas, entre otros, para crear salsas tan diversas que aunque se repiten en centenares de esquinas de México, siempre son diferentes.

Las salsas varían de región en región, cambian los chiles o se sustituyen los tomates por jitomates. Sin embargo, existen salsas que son típicas en ciertas preparaciones, por ejemplo, la salsa de chile de árbol, mejor conocida como “salsa taquera”, en los tacos al pastor, o la salsa borracha para los tacos de barbacoa.

La lista de salsas regionales es interminable: en la península de Yucatán predomina el chile habanero; en Tabasco, el chile amashito; en los estados del centro del país, el chile serrano o jalapeño, y en los estados del norte, distintas variedades de chile seco.

Aunque también hay recetas nacionales que son comunes en todo el país, tal es el caso de la salsa roja de jitomate, llamada “salsa mexicana”, la salsa de chile chipotle o la salsa verde cocida.

Actualmente, por modernismo y facilidad, las salsas se hacen en licuadora, pero sin duda alguna, el molcajete siempre será el utensilio favorito de muchos mexicanos si de preparar salsas se trata.

Otra variante de las salsas es que pueden ser crudas o cocidas. Tu decides la complejidad con la que las elaboras.

Para finalizar, te compartimos dos recetas de platillos en lo que las salsas le dan un sabor único e inigualable.

¿Te gustó este artículo?