Continuar"/>

Cómo aprovechar el recalentado para curar la cruda

Cómo aprovechar el recalentado para curar la cruda

No te pierdas de estos sencillos consejos que tenemos para ti, te ayudarán a sentirte como nueva después de la cena navideña.

Para curar la resaca o cruda de la cena de Navidad o Año Nuevo, no es necesario que salgas de tu casa para buscar algún mercado donde vendan consomé o chilaquiles, te aseguramos que con el mismo recalentado de la noche anterior podrás sentirte mucho mejor, y sin gastar un solo peso.

Rehidrata con un rico ponche

La sed es un síntoma común de la resaca, debido a que el alcohol actúa como un diurético, es decir, provoca que tengas más ganas de orinar, lo cual deshidrata tu organismo. Así que lo primero que debes hacer es reponer los líquidos perdidos, y claro, abstenerte de seguir bebiendo alcohol.

Sabemos que en estos casos el agua natural casi a nadie se le antoja, por eso te sugerimos hidratarte con un delicioso ponche navideño que te repondrá en un dos por tres.

¡Llénate de fruta!

Si el ponche tiene frutas como guayaba, caña, tejocote y manzana, ya mataste dos pájaros de un tiro porque tanto la fructuosa como la vitamina C ayudan a tu hígado a metabolizar mejor el alcohol. No te olvides de las mandarinas de temporada.

Pavo o bacalao para mitigar la fatiga

Aunque algunos recomiendan las comidas altas en grasa para aliviar la cruda, la realidad es que éstas podrían irritar más tu estómago. Lo que él necesita son proteínas que favorezcan su recuperación y que te inyecten energía. Una buena opción es recalentar un poco de pavo o bacalao tradicional que generalmente son los platillos con menos grasa.

Un shot refrescante con ensalada verde

 ¿Sobró algún tipo de ensalada con espinaca, lechuga, brócoli, col y apio? ¡aprovéchala! Especialmente las verduras de hoja verde están llenas de vitaminas y minerales que promueven la eliminación de las toxinas del alcohol en el hígado.

Carbohidratos para reponer el azúcar

 El exceso de alcohol también provoca que bajen tus niveles de azúcar, lo cual no significa que un gran trozo de pastel es la solución. En lugar de ello, come cantidades moderadas de pasta, tostadas, galletas saladas y pan blanco o de grano que pueden elevar tus niveles de azúcar y reducir las náuseas.

Además de lo anterior, recuerda que descansar y dormir bien son los mejores aliados para curar la cruda.

 

¿Te gustó este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.