facebook pixel
Chef Oropeza en G+

Clericot: sabor y frescura

Clericot: sabor y frescura

Celebra la llegada del fin de semana con un rico clericot. Te decimos cómo prepararlo, con qué platillos combinarlo y lo que no sabías de esta rica bebida.

Su origen está en Argentina y su nacimiento se remonta a los días de la colonia inglesa en este país: se dice que los inmigrantes británicos preparaban un coctel llamado claret up (nombre que eventualmente derivó en la palabra clericot), que incluía azúcar, agua mineral, limón y vino clarete. Muy pronto, los habitantes de ese país le agregaron nuevos ingredientes a la bebida hasta que se convirtió en la que conocemos en la actualidad.
El clericot es muy popular, especialmente durante la temporada decembrina y las fiestas. Algunos conocedores aseguran que su éxito se debe a que es una bebida muy fácil de preparar y sus ingredientes pueden sustituirse fácilmente sin perder su esencia.

Método de preparación
Paso 1 Coloca trozos de fruta en una jarra y espolvorea dos cucharadas grandes de azúcar sobre ellos. Se sugiere que utilices manzana, kiwi, durazno, pera, mandarina, naranja o uvas. Una vez que las frutas estén cubiertas por el azúcar, deja que esta se concentre en los trozos durante 15 minutos.
Paso 2 Añade 100 ml de agua mineral y alrededor de 750 ml de vino tinto. Mezcla ambas bebidas hasta que queden uniformes.
Paso 3 Una vez que hayas mezclado el vino y el agua mineral, agrega unos 50 ml del licor de tu preferencia y continúa revolviendo.
Paso 4 Incluye hielo al gusto. Se sugiere que adornes los vasos en los que sirvas el clericot con hojas de menta o rodajas de naranja.

Combinaciones perfectas
Parte de la gran popularidad que ha adquirido el clericot se debe a que esta refrescante bebida combina con muchos platillos. Estos son tan sólo algunos ejemplos de los alimentos que pueden acompañar un exquisito vaso de clericot.

Carnes
Lo más adecuado es combinarlo con carnes rojas. Así, el clericot resulta ideal para probar un delicioso corte asado, cordero, chuletas, ternera o cerdo

Pastas
Un exquisito espagueti a la boloñesa o una lasaña de carne son perfectas para contrastar con el refrescante sabor del clericot. También se recomienda combinarlo con pastas que incluyan vegetales y salsa de tomate

Ensaladas
Qué mejor manera de lograr la armonía entre los vegetales y el clericot que con una ensalada griega o una de cítricos? Haz la prueba y no te arrepentirás

¿Te gustó este artículo?