facebook pixel
Chef Oropeza en G+

Postres diferentes

Postres diferentes

Se acercan las reuniones y cenas de fin de año y tu, como anfitrión que eres, te preguntarás qué hacer para que todas salgan tal y como las planeaste. Sin embargo, con frecuencia comentemos algunos errores, incluso sin darnos cuenta.Œæ

Si andas buscando ideas nuevas y creativas ahora que vas a ser anfitrión de alguna comida o cena durante este fin de año, es mejor que te enteres de las últimas tendencias en cuando al montaje y presentación de postres.

Saca la vajilla de la abuela. Esta tendencia vintage se ha tomado todos los rincones del mundo. Es hora de desempolvar esas tazas, vasos y bandejas que heredaste de tu abuela y que guardabas en el sótano de tu casa. Servir tu postre favorito en una taza de té puede sonar extraño pero lo puedes lograr. Obviamente no hablamos de pasteles, pero si de unas deliciosas trufas, un mousse, un pudín o cualquier postre que requiera refrigeración. Simplemente en vez de envasarlas en el clásico molde, ramiquí o refractario, hazlo en las tazas de té. Estamos seguros que sorprenderás a tus invitados.

En la misma fruta. En este caso solo puedes escoger preparar un postre con frutas como cítricos (limón, lima, toronja y mandarina), guayaba, coco, sandía y piña. La razón: su cáscara dura y consistente. Ahora que estamos en una época en la que tratamos de aprovechar al máximo los ingredientes, arriésgate a servir una granitas, nieves o sorbetes elaborado con hielo raspado y jarabe de estas frutas; una bola de helado, gelatinas, incluso, un mousse o simplemente una deliciosa ensalada de frutas variadas, cortadas en cubos muy pequeños.

Los recipientes no convencionales también sirven. Aquellos elementos que solías desechar como frascos de mermelada ahora están más de moda que nunca, sobretodo si quieres preparar un postre en capas, para que todos puedan ver el contraste de colores y texturas. Recipientes como pequeños baldes, copas de Martini e incluso floreros, pueden ser usados e impactar a tus invitados.

Bocados en cucharas de porcelana. Seguramente las has visto más que todo en cocteles y buffets, en donde las utilizan más que todo para servir entradas como ceviches. Sin embargo, estas cucharas pueden ser los huéspedes de pequeños dulces bocados. El secreto está en la delicadeza y el buen gusto que tengas para mezclar texturas, colores y sabores. Quedarán más elegantes si los decoras con flores comestibles como Jamaica, bugambilia, capuchinas, e incluso, cempasúchil.

Cortes de madera, tajos de piedra rústicos, lozas de mármol y espejos. Son las bandejas y charolas perfectas para romper con lo clásico y convencional. Puedes ubicar pequeños postres sobre estas. Verás como lucen y alegran tu mesa navideña.

Más que cupcakes. En vez de servir tus cupcakes navideños (checa la receta que te compartimos), compra una bola de icopor, córtala por el centro e inserta palillos de madera a su alrededor. Ubica la parte plana sobre una base y encaja los postres en cada palillo, formando una especia de bouquet floral. Seguramente será el centro de mesa más deseado por todos tus invitados.

Amarra la cuchara al postre. Este pequeños detalle que hace una gran diferencia aplica a aquellos postres que sirvas en vasos, frascos o copas. Solamente debes sujetar la cucharita al recipiente. Decóralo con un listón o incluso, con hierbas naturales.

¿Quién dijo que solamente las velas van en el pastel de cumpleaños? Si integras pequeñas velas a tus postres individuales, tendrás un detalle sorpresa con tus invitados.

Shots con ‘cara’ de galletas. Aprovechamos para compartirte un postre muy navideño, elaborado con esta técnica: Nuestros shots de galleta con rompope. El secreto está en, una vez preparada la mesa, engrases moldes individuales o una charola para muffins altos. Enseguida los horneas, los retiras del horno y los dejas enfriar. Una vez se conviertan en galletas, los podrás rellenar de chocolate y después de refrigerarlas, de una mezcla de rompope con canela.

¿Te gustó este artículo?