Posada moderna e infantil — Chef Oropeza

Posada moderna e infantil

Posada moderna e infantil

Las posadas vuelven a todo lo que da este diciembre, así que no te quedes atrás y entérate de las mejores ideas para hacer una posada exitosa.

Todos los mexicanos conocemos el origen de las posadas. Se trata de una recreación llevada a cabo por los frailes evangelizadores del peregrinaje de María y José desde Nazaret a Belén. Este viaje inicia el 16 de Diciembre y termina con el nacimiento de Jesús el 24 del mismo mes.

Hoy las cosas cambiaron un poco y, a pesar de ser una tradición española, en el país de origen ya no se realizan las famosas “posadas”. A pesar de esto nosotros hemos aprendido a darles un toque mucho más innovador y divertido.

Posada moderna:

Los asistentes no realizan ninguna procesión previa a la llegada a la casa, pero si se puede incluir un pequeño comentario creativo en la invitación.

Puedes decorar la entrada del lugar donde harás la posada con huellas de papel de pies o zapatos que representen a los peregrinos que han llegado. También puedes poner una mesa con alguna bebida caliente como el ponche o un champurrado como una forma muy amigable de darle la bienvenida a tus invitados.

La música no puede dejar de sonar desde el momento que lleguen tus invitados a la posada, deben ser recibidos con un ambiente cálido y agradable.

La piñata de una posada moderna no tiene que representar una estrella de siete picos, de hecho, siéntete libre de usar tu imaginación y busca una que haga sentido con todo el decorado de tu casa. El relleno de la piñata puede ser desde una broma y estar llena de confeti, hasta de juguetes, caramelos y disfraces para el resto de la noche.

Posada infantil:

Los niños más atrevidos pueden disfrazarse de peregrinos. En la entrada puedes colocar un plumón de agua (si tus hijos son mayores de 7 años) para que los niños se pinten barba y bigotes antes de entrar, las niñas pueden usar alas de ángel.

Puedes poner algunas botanas dulces o saladas pero de preferencia que sean saludables, tampoco olvides ofrecerles un poco de ponche de frutas colado para que no hagan caras al ver las frutas. Ten preparados juegos en los que todos puedan participar.

No llenes la piñata de puros dulces puedes agregar fruta o juguetes, no olvides tener preparadas unas bolsas de papel donde puedan llevarse el botín de la piñata.

Checa bien quien es el niño más grande y pásalo hasta el final, porque si rompe la piñata el resto de los niños se quedarán con las ganas de pegarle.

¿Te gustó este artículo?