facebook pixel
Chef Oropeza en G+

Las 3 alergias alimenticias más frecuentes en los niños

Las 3 alergias alimenticias más frecuentes en los niños

Evita a toda costa adquirir alimentos que tienen precio más bajo, sacían rápidamente y son difíciles de conservar.

Las alergias alimentarias son más comunes de lo que te imaginas. Al ingerir alimentos como lácteos, frutos secos y aquellos que contienen huevo, entre otros, se presentan reacciones adversas causadas por un alérgeno que hace que nuestro sistema inmunológico actúe de inmediato, produciendo anticuerpos.
Algunos de los síntomas de una reacción alérgica son: sensación de ahogo ronquera, estornudos, urticaria, hinchazón en los ojos y boca, palpitaciones y mareos, entre otros.
Aunque los alimentos más problemáticos son los procesados, no podemos descartar que nuestros hijos presenten las siguientes alergias alimenticias, de acuerdo con Laila Blay, especialista en Nutrición Humana y Dietética:

Frutos secos:Es una de las más habituales y aparece generalmente en los niños pequeños. Los cacahuates, nueces, avellanas, castañas y almendras son los frutos que más causan reactividad en el organismo. Existen pruebas para saber si tu hijo es alérgico a estos alimentos; de hecho, muchas personas que son alérgicas a estos, también lo son al albaricoque y el melocotón. Algunos de los síntomas son: nausea, dolor de cabeza e hinchazón de la lengua y los labios.

Alergia a la proteína de la leche:No estamos hablando de intolerancia a la lactosa sino de la reacción que causa en nuestro organismo consumir caseína y seroproteínas presentes en el suero con el que fabrican todos los lácteos. Al consumirlos, el organismo del niño generará anticuerpos que producen diarrea, dolor abdominal e hinchazón, incluso asma y urticaria. Esta alergia se detecta durante el primer año de vida y 70% de los niños la desarrolla durante los primeros 5 años.

Huevo:Es una de las alergias más comunes en los niños. Los síntomas más habituales son erupciones cutáneas además de problemas gastrointestinales. Para verificar si se es alérgico se realiza una prueba de exposición, es decir, se le suministra al niño pequeñas cantidades de huevo y se va incrementando la cantidad hasta que su organismo reaccione. Debes tener cuidado si tu hijo es alérgico a este alimento ya que suele estar presente en muchos productos de pastelería, pan y pastas, cereales, salsas y cremas. Puedes sustituirlo en su dieta dándole más pescado, carne y leche.

Te dejamos con unas ricas recetas diseñadas especialmente para niños.

¿Te gustó este artículo?