facebook pixel
Chef Oropeza en G+

Glúteos firmes en menos tiempo

Glúteos firmes en menos tiempo

Aunque las grasas son necesarias para el buen funcionamiento del organismo, consumirlas en grandes cantidades no resulta muy buena idea. Descubre por qué:

1. Ponte de pie, con las piernas separadas y las manos en la nuca; después flexiona las piernas lentamente y regresa a la posición inicial. Evita elevar los talones y arquear la espalda, ya que puedes lastimarte. Comienza con cuatro series de 10 repeticiones.

2. En un tapete ponte boca abajo, con las rodillas y las palmas de las manos en el suelo, formando cuatro puntos. Estira una pierna y elévala hasta la altura de la cadera; regresa a la posición inicial y vuelve a hacer el ejercicio. Una vez que termines, comienza con el otro lado. Cuatro series de 15 repeticiones.

3. Da un paso hacia enfrente y estira la otra pierna hacia atrás lo más que puedas. Tu espalda debe estar recta y evita que tu rodilla delantera pase la punta del pie. Desciende lentamente y regresa a la posición original para cambiar de pierna nuevamente.

4. Camina sobre la punta de tus pies durante cinco minutos. Descansa y repite las veces que consideres necesarias. Puedes modificar el ejercicio levantando y descendiendo tu cuerpo completamente erguido sobre la punta de los pies. Es ideal para muslos, pantorrillas y glúteos.

5. Súbete a tu bici o patines 2 o 3 veces a la semana unos 30 minutos al día. Esto tonificará los músculos de tu cuerpo y, además, te servirá como una actividad de dispersión.

6. Acuéstate boca arriba, con las piernas flexionadas de modo que las plantas de tus pies queden sobre el piso. Tus brazos deben permanecer estirados en el suelo. Eleva tu cadera, extiende tu pierna derecha, sostén por 5 segundos y dóblala de nuevo. Vuelve a la posición inicial. Repite el ejercicio con la pierna izquierda. Realiza 4 series de 10 repeticiones con cada pierna.

7. Toma dos mancuernas y con los pies un poco separados realiza una sentadilla profunda y lenta. Regresa. Cuando domines el peso, utiliza una mancuerna más grande. Haz 5 series de 10 repeticiones.

8. De pie, flexiona la pierna derecha al frente. Cambia de pierna haciendo un salto rápido. Intercala sin detenerte, de modo que los saltos sean seguidos.

9. Colócate de pie, con las piernas ligeramente abiertas. Haz una sentadilla. Cuando la termines, eleva tu pierna derecha hacia atrás mientras estiras tus brazos hacia el frente. Haz otra sentadilla y eleva tu pierna izquierda. Repite 10 veces con cada pierna.

10. Dobla una toalla y colócala debajo de uno de tus pies. Permanece parada, con las piernas un poco separadas. Con ayuda de la toalla, resbala tu pierna a un costado mientras flexionas la otra. Regresa a la posición inicial.

¿Te gustó este artículo?