facebook pixel
Chef Oropeza en G+

¿Qué sucede con la cafeína que contiene este ingrediente?

¿Qué sucede con la cafeína que contiene este ingrediente?

Una comida o cena con invitados en una ocasión especial para demostrarles afecto y pasar un rato conviviendo con tus seres queridos.

Muchas veces, por falta de información, los padres desconocen los problemas de que sus hijos ingieran demasiado chocolate. Muchos piensan que les dará más energía y que a través del juego la liberarán fácilmente. Sin embargo, todo en exceso es malo y el chocolate no es una excepción.

Por supuesto que el cacao aporta muchos beneficios, en especial el chocolate negro, oscuro o amargo porque tiene un mayor porcentaje de cacao puro. Brenda Watson y Leonard Smith en su libro La Dieta Fibra 35 menciona que el chocolate oscuro tiene beneficios para la salud, y algo que quizás no sabías: proporciona algo de fibra.

Lo anterior nos hace preguntarnos ¿qué tan bueno o que tan malo es que los niños consuman chocolate con altos niveles de cacao? Para que no te quedes con la duda, Madeleine Flévet-Izard afirma en su libro La Dieta en 200 que “el chocolate es un alimento casi completo gracias a su valor nutricional y calórico elevado”; Contiene vitaminas Ay B y sales minerales como potasio, fósforo y magnesio.

El problema radica en una de las sustancias que contiene el chocolate y que podría afectar a los niños: la cafeína. El motivo es que ellos reaccionan más a la cafeína que los adultos, especialmente cuando son muy chicos generando hiperactividad.

Asimismo estudios científicos han demostrado que esta sustancia también afecta el sueño y provoca movimientos inquietos, según Maggie Jones en su libro Cómo identificar y ayudar a niños hiperactivos.

Podemos afirmar entonces que los niños que consumen mucho chocolate probablemente están ingiriendo una alta dosis de cafeína que tendrá un efecto en su comportamiento, provocando que esté sea más activo, irritable y al mismo tiempo, adormilado.

Evidentemente la energía que requieren nuestros pequeños es esencial para su trabajo y desarrollo intelectual por lo que el chocolate, en pocas cantidades, no se les debe negar.

Retomando a Madeleine Flévet-Izard, asegura que “es bueno consumir una o dos porciones al día”. Por lo tanto, lo mejor es que siempre les compres chocolate negro, sin leche y sin aditivos.

Ahora que estás enterado de que el chocolate negro y en cantidades moderadas es bueno para los niños, te invitamos a preparar un par de recetas para los pequeños de la casa, en donde el chocolate es protagonista.

¿Te gustó este artículo?