facebook pixel
Chef Oropeza en G+

7 errores más frecuentes de un anfitrión

7 errores más frecuentes de un anfitrión

Si tu casa va a ser el punto de encuentro de una reunión o cena (casual o formal)Œædurante esta época de fin de año, debes crear la atmosfera adecuada para que tus invitados se sientan cómodos y tranquilos. Ponle cuidado a estos consejos, estamos seguros

Amanda Puente Roces, asesora y consultora de etiqueta y protocolo egresada del ESDAI de la Universidad Panamericana, compartió con nosotros cuáles son los errores más frecuentes que cometemos como anfitriones:

1.Decirle a tus invitados que “están en su casa”. Aunque lo decimos por amabilidad, cortesía, o para hacerlos sentir bien y en confianza, es uno de los errores más frecuentes. Recuerda que tu función como anfitrión en atenderlos y consentirlos, no pedirles que se sirvan o que te ayuden a preparar la comida. Otras frases que utilizamos a menudo son: “Siéntate donde quieras” e incluso, “Toma lo que necesites del refrigerador”. Puede que todos los invitados no reaccionen igual y les resulte incómodo.

2. Insistir varias veces si quieren repetir comida o servirles de más, aunque te hayan dicho que ya están satisfechos. En un intento por ser generosos y atentos, muchas veces nos empecinamos en que nuestros invitados coman de más. Recuerda que has sido invitado también y que por respeto, dices que sí para no hacer sentir mal al anfitrión.
3.Insistir en que tus invitados se queden más tiempo. Como buen invitado que eres, sabes cuándo llega el momento de agradecer por la reunión y retirarte del lugar. De acuerdo con las normas de protocolo, una reunión no debe durar más de cinco horas. Así que no insistas: puede ser incómodo.
4.Ausentarte durante la reunión por estar ultimando detalles en la cocina. Un buen anfitrión debe estar con sus invitados, conversar con ellos y lo más importante: compartir.

5.Abrir todos los regalos que te traen los invitados y compartirlos. Pregunta antes si quien te trajo el presente desea que se abra frente a todos y se comparta con los asistentes, sobretodo si se trata de vino, chocolate o algún alimento.

6.Dejar que los invitados realicen las tareas que tu como anfitrión deberías hacer. El invitado puede ser servicial pero en ocasiones como Navidad hay que consentirlo haciéndolo sentir especial.
7.Cuando tengas invitados en tu casa, ponte en su lugar, y piensa como te gustaría que te tratarán a ti si tu fueses el invitado. De esta manera tanto tú como ellos se sentirán cómodos y en un ambiente relajado.

Para finalizar, recuerda que lo más importante de estas fechas navideñas es convivir con tus seres queridos, poniendo en práctica nuestros consejos y disfrutando de un momento agradable. Aprovechamos para dejarte dos recetas que puedes incluir en tu menú para la cena de Navidad o de fin de año.

¿Te gustó este artículo?