facebook pixel

¿Quesos en postres? Pruébalos

¿Quesos en postres? Pruébalos

El azúcar es uno de los alimentos que provocan mayor envejecimiento según Elyzabeth Peyton-Jones, escritora del libro Alimenta tu juventud. Descubre porqué.

Sin duda alguna, el postre cierra con broche de hora el menú de cualquier comida o cena, por lo que se convierte en una de las partes favoritas en una reunión por la mayoría de las personas.

Generalmente, los postres se caracterizan por tener un sabor muy dulce, en el que ingredientes como azúcar, chocolate, caramelo, vainilla, dulce de leche y nueces, entre muchos otros no pueden faltar.

Sin embargo, existen ingredientes que en sí no son tan dulces, pero que al incluirlos en una preparación de algún postre, se combinan perfectamente con los demás ingredientes dando como resultado un equilibrio entre sabores.

Ingredientes como el queso crema, queso ricota, y mascarpone son muy utilizados para preparar una gran variedad de postres. Uno de los clásicos es el tiramisú, hecho con queso mascarpone; y el pay de queso, hecho con queso crema. Sin embargo el queso Roquefort también se hace presente en la preparación de algunos postres como cheesecake.

De acuerdo con el Diccionario práctico de gastronomía y salud, escrito por Miguel Jordán Juan, el queso Roquefort es un “queso francés de leche de oveja, con moho interno, o sea de los denominados quesos azules. Su nombre se debe a que es producido en Roquefort-sur-Souizon.

Es uno de los alimentos que más sodio y calcio contiene. Además cabe destacar que nutrientes como hierro, proteínas, fibra, potasio, yodo, zinc, carbohidratos, magnesio, vitamina A, B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9, B12, vitamina C,D,K y fósforo se hacen presentes en este queso.

Aunque las proporciones de los nutrientes del queso roquefort pueden variar según el tipo y la cantidad del queso, además de otros factores que puedan intervenir en la modificación de sus nutrientes, los beneficios que aporta este queso son:

-Ayudar al crecimiento y fortalecimiento de huesos debido a la alta cantidad de calcio que tiene.

-Mantener una buena salud ocular y de la piel gracias a que es rico en vitamina B2.

-Mejorar problemas nerviosos como el insomnio, la ansiedad o el estrés.

-Reducir el exceso de colesterol debido a la vitamina B5.

Al preparar algún postre con queso Roquefort, su sabor se hace menos intenso pues queda suavizado por el sabor de los otros ingredientes.

Por último, te compartimos dos ricas recetas hechas a base de queso para prepararle a tu familia.

¿Te gustó este artículo?
1