facebook pixel
Chef Oropeza en G+

Que el embarazo no te impida ejercitarte

Que el embarazo no te impida ejercitarte

En este mes de las madres, te compartimos un especial sobre los diferentes tipos de mamás que existen en relación a la cocina. Averigua cuál es la tuya.Œæ

Conforme tu pancita empieza a crecer, tu cuerpo se empezará a sentir más rígido. De tal manera que para el último trimestre de tu embarazo, te sentirás como un robot. Es por eso que es muy importante hacer ejercicio durante el embrazo.

De acuerdo con el libro El arte del embarazo, escrito por Illiane Walroth, hacer ejercicio regularmente –por lo menos, tres veces por semana- te ayudará a liberarte del estrés, a sacudirte la fatiga, a mejorar tu circulación sanguínea, a estimular tu digestión, y a mejorar tu flexibilidad y tu elasticidad. Además de preparar a los músculos y articulaciones de tu cuerpo para el momento del parto.

Según tu personalidad y preferencias, realiza el ejercicio que más te guste, siempre y cuando sea de bajo impacto. Puede ser yoga, natación, aerobics o caminata para embarazadas, entre otros, como bailar.

Sea cual sea el ejercicio que prefieras hacer, considera los siguientes puntos:

1.Ejercicios de respiración. Inhalar y exhalar correctamente es básico. No aguantes la respiración por tiempos muy largo, pues tu respiración la estás compartiendo con tu bebé. Una respiración profunda, luida, constante y continua es lo correcto.

2.Ejercicios de calentamiento. Antes de comenzar una rutina de ejercicios , empieza por calentar los músculos y las extremidades de tu cuerpo. Mueve tu cabeza hacia adelante y atrás, hacia un lado y al otro lado, y en forma circular.
Mueve los hombres hacia delante y atrás, hacia arriba y abajo. Y así sucesivamente con cada parte de tu cuerpo (cadera, brazos, glúteos, piernas, pantorrillas y pies).

El número de repeticiones dependerá de cómo tú te sientas. Empieza poco a poco.

3.Precauciones del ejercicio. Evita ejercitar tu cuerpo hasta quedar exhausta. Tampoco realices que impacten bruscamente tu cuerpo.

Recuerda que hacer ejercicio durante el embarazo no es por vanidad o por estética, sino por salud, tanto para ti como para tu bebé. Hacer ejercicio te ayudará a que te sientas mejor durante el embarazo, y como premio, hará menos difícil el parto.

Por último, te compartimos un par de recetas saludables para que tu y tu bebé tengan estén fuertes.

¿Te gustó este artículo?