facebook pixel

El lado hippie chic del Pacífico

El lado hippie chic del Pacífico

Estas razones simplemente te convencerán:

Majahuitas Resort Para disfrutar de una vista espectacular, comida deliciosa y un magnífico servicio (todo en armonía con la naturaleza), una opción es Majahuitas Resort, un hotel eco-friendly enclavado en la Bahía de Bandera, en Puerto Vallarta, Jalisco. Este encantador lugar se compone de ocho casitas, cada una con personalidad propia, que puedes elegir dependiendo de lo que más desees disfrutar de la naturaleza (si quieres ver la playa debes escoger la Beach House; si prefieres ubicarte entre la maleza, la Jungle House es tu opción).
Pero Majahuitas ofrece más que paisajes fuera de lo común e instalaciones cómodas y originales, también hay actividades de ecoturismo que no te puedes perder. Entre ellas se encuentra un viaje por tirolesa sobre las copas de los árboles, la caminata a la cascada Quimixto, una sesión de avistamiento de las más de 300 especies de aves que viven en este sitio y navegar en kayak. También puedes practicar deportes como el voleibol playero o tenis de mesa.
Y como un viaje sin comida rica no vale la pena, Majahuitas Resort te ofrece exquisitos platillos que explotan todo el sabor característico de la zona. En este hotel no hay menús: el chef trabaja con los ingredientes de temporada y con la información que los huéspedes le brindan; así, si eres vegano, vegetariano o tienes alguna alergia no hay nada de qué preocuparse. En general, las comidas incluyen fruta y vegetales frescos, así como mariscos elaborados en algún platillo tradicional. También es común que los comensales disfruten de la pesca de otros huéspedes en un exquisito ceviche. La oferta de ensaladas y postres es inmejorable. Sin duda, los visitantes no deben abandonar el lugar sin probar la bebida más popular entre los huéspedes: las Margaritas, hechas con una deliciosa receta secreta.

Hotelito Desconocido
Ganador nada menos que del Traveler Choice Award 2013 de TripAdvisor, entre otros reconocimientos, el Hotelito Desconocido es un recinto que resultará inolvidable para cualquiera que tenga la fortuna de visitarlo. Ubicado dentro de un santuario natural, este sitio cuenta con uno de los mejores servicios que se ofrecen en Jalisco. Los visitantes pueden elegir su palapa o “palafito” (hay 27), que cuenta con un diseño exquisito inspirado en diversas cartas de la lotería (te recomendamos visitar el palafito “la chalupa”). Además de que sus instalaciones combinan la originalidad, la comodidad y el lujo, Hotelito Desconocido se encuentra rodeado del mar y la laguna. Este espacio ha sido declarado por la UNESCO como patrimonio de la humanidad pues sus aguas son indispensables para las más de 150 especies de aves que viven en este lugar.
Mientras te encuentres en Hotelito, no puedes dejar pasar la oportunidad de recibir alguno de sus exquisitos tratamientos en el spa, en donde disfrutarás de temazcales, masajes, talasoterapia (se utilizan elementos del mar como el barro y las algas) y cascadas de agua, entre otros. También puedes tener placenteras sesiones de yoga y meditación, observar aves, dar paseos en caballo, e incluso, liberar tortugas. Para comer existen dos opciones de primer nivel: los restaurantes el Diablito y Nopalito (este último se encuentra frente a la playa). No existe duda de que su propuesta gastronómica te hará feliz: la mayoría de sus platillos son mexicanos y utilizan frutos del mar, así como vegetales y frutas de su huerto orgánico. Algunos de sus platillos más recomendables son el carpaccio de venado, la langosta y deliciosos postres como el pan de elote con helado de tomillo.

Las Alamandas
Ubicado entre Puerto Vallarta y Manzanillo, Las Alamandas es un oasis de descanso y placer en donde podrás disfrutar de la naturaleza sin sacrificar tu comodidad. Este resort se compone de 16 suites con un estilo eco-chic (algunas de ellas se encuentran frente al mar). Uno de sus principales atractivos es su spa, debido a que ofrece una gran variedad de tratamientos y masajes: Xóchitl, la experta en estos tratamientos, brinda masajes suecos, terapéuticos, de drenaje linfático, de tejido profundo e incluso, de maternidad. También es posible recibir terapia con piedras de río calientes (que se colocan justo en los músculos lesionados o en las contracturas que se detecten), reflexología, aromaterapia y tratamientos corporales como la exfoliación tailandesa y la de sal. Estos tratamientos se reciben en una palapa frente al mar en donde la naturaleza contribuye a crear un ambiente de relajación y tranquilidad.
El chef de Oasis, el restaurante de Las Alamandas, es Alejandro Morales. El creador de los deliciosos platillos que deleitan a los huéspedes de este lugar utiliza frutas y vegetales orgánicos y mariscos de la pesca del día. Su cocina se distingue por ser creativa y tener un toque inolvidable: te recomendamos probar el exquisito carpaccio de huachinango, su sopa fría de coco y su helado de capirotada. ¡Exquisitos!

¿Te gustó este artículo?
1