Continuar"/>

Pan de Muerto

  • Dificultad
    2/3
    Intermedia
  • Preparación
    1
    Horas
  • Rendimiento
    2
    panes
  • Porción recomendada
    1/4
    de pan

El Pan de Muerto es una de las tradiciones más queridas y conocidas de México. Este pan es característico del Día de Muertos tanto para comer como para adornar la ofrenda. Aprende a hacerlo en casa con esta sencilla receta y disfruta compartiendo de esta tradición con toda la familia.   Esta tradición tiene muchas versiones en diferentes regiones del país en el Distrito Federal, es tradicional el que tiene la forma de un montículo de tierra con el que se cubre el féretro, del que sobresalen la tapa de un supuesto cráneo (la mollera) y los huesos largos de brazos y piernas (las canillas) la superficie se espolvorea con azúcar o ajonjolí.   En la Huasteca hidalguense se elaboran panes con formas antropomorfas decorados, o no, con azúcar roja.   Por otro lado en Oaxaca este pan se elabora con masa de pan de yema: es un pan redondo esponjoso, con una cortada en medio que hace que al hornearlo tome forma de corazón; alcanza los 30 cm de diámetro y se decora con ajonjolí. Como ves hablar del Pan de Muerto tradicional cambiar según la región en la que te encuentres, de cualquier forma cada pan tiene su historia y forma de prepararse. Y todos quedan deliciosos. Si quieres experimentar un poco prueba agregar colorante al azúcar para darle una presentación más vistosa a tu Pan de Muerto. También puedes cubrirlo con ajonjolí o checa mi receta con chocolate de mesa.

Para la masa

Para decorar

Para la masa

  1. 1Mezcla en un tazón levadura, 150g de harina y leche;bate para incorporar bien, tapa y deja reposar hasta que se forme una masa esponjosa con burbujas de aire; aproximadamente 30 minutos.
  2. 2Pasa esta masa esponja a un tazón grande y agrega poco a poco lo huevos y las yemas mientras incorporas en cada adición, hasta incorporarlos por completo en la masa.
  3. 3Agrega poco a poco los restantes 350g de harina, mezclando hasta obtener una masa homogénea. Añade la sal y trabaja la masa hasta que comience a ser elástica. Agrega el azúcar y continúa trabajando hasta incorporar.
  4. 4Pasa la masa a tu superficie de trabajo limpia y agrega cubos de mantilla, de uno a la vez mientras amasas. Al final incorpora el agua de azahar y la ralladura de naranja.
  5. 5Amasa constantemente por alrededor de 30 minutos, estirando la masa y golpeándola sobre tu superficie de trabajo para que desarrolle elasticidad y suavidad. Al principio la masa parecerá estar muy suelta y creerás que necesita más harina; no la agregues, mientras continúes trabajando la masa notarás como va tomando la consistencia adecuada y se despegará de tus manos y superficie de trabajo.
  6. 6Una vez lista, coloca la masa dentro de un tazón grande barnizado con un poco de aceite; barniza la masa también con aceite. Cubre el tazón con plástico adherible y deja reposar de 1 a 2 horas, en un lugar cálido para que duplique su volumen.
  7. 7Enharina tu superficie de trabajo, baja la masa del tazón y pónchala con tus manos para retirar el aire a su interior. Retira una porción de la masa para formar los huesitos y divide el restante en dos partes iguales.
  8. 8Bolea las dos partes más grandes de la masa y acomódalas en una charola para horno con papel para hornear y aplástalas ligeramente.
  9. 9Forma los huesos con la masa que reservaste, necesitarás 3 huesitos largos y 1 esfera para cada uno de los panes.
  10. 10Barniza los panes con una brocha humedecida con agua y acomoda entre cruzados los huesitos largos. Vuelve a barnizar la masa al centro y coloca la esfera. Repite con el otro pan.
  11. 11Deja reposar los panes por entre 45 a 60 minutos para que dupliquen su tamaño. Precalienta tu horno a 170 ºC.
  12. 12Hornea los panes por 25 minutos hasta que doren. Retira y enfría sobre una rejilla. Barniza los panes con mantequilla derretida pero templada y espolvoréalos con el azúcar hasta cubrir; sacude el exceso.
  13. 13Barniza los panes con mantequilla derretida pero templada y espolvoréalos con el azúcar hasta cubrir; sacude el exceso. Comparte y disfruta.
Información Nutricional
Pan de Muerto