El resveratrol, junto a otros flavonoides y taninos presentes en el vino tinto, aporta grandes beneficios a nivel cardiovascular.

Vino, presente en una dieta para controlar el colesterol

Vino, presente en una dieta para controlar el colesterol

Este fermento de uva no solo acompañará mejor tus comidas: también mejorará notablemente tu salud. Descubre por qué.

Mucho se ha escuchado decir sobre los beneficios del vino para la salud, pero ojo, lo que hace que el vino sea bueno para combatir algunas enfermedades es la uva que contiene, no el alcohol. El alcohol presente en cualquiera de sus formas daña en lugar de mejorar.
Lo ideal es consumir una o dos copas de vino al día.

De acuerdo con Javier De La Hoz, escrito del libro De la naturaleza al plato, el resveratrol es un flavonoide presenta en la uva negra, principalmente en la piel y las semillas. El resveratrol, junto a otros flavonoides y taninos presentes en el vino tinto, aporta grandes beneficios a nivel cardiovascular.

Estos polifenoles disminuyen los niveles de colesterol y troglicéridos, fluidican la sangre impidiendo la formación de trombos y reducen la arteriosclerosis. Por tal motivo, se dice que el consumo de vino tinto disminuye el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y accidentes cerebrovasculares.

Además, aumenta el nivel de lipoproteínas de alta densidad HDL “colesterol bueno” en la sangre. Gracias a sus prolifenoles y flavonoides tiene un poder antioxidante, es decir, hace inofensivo el colesterol LDL “colesterol malo” al impedir su oxidación.

Por otro lado, esta gran bebida nos ayuda a cuidar de nuestros vasos sanguíneos, ya que evita la formación de coágulos y la reducción del llamado colesterol “malo”, según la Clínica Mayo.

Solo en el vino tinto radican estas y otras bondades por su contenido de resveratrol, flavonoides y antioxidantes, ya que en el vino blanco y rosado no es posible, debido a que el vino tinto se realiza con uva negra y un tipo de procedimiento diferente.

En conclusión, es importante destacar que el vino debe tomarse con moderación ya que hasta el exceso de los productos más orgánicos puede ser dañino.

Y si eres nuevo en el mundo de los vinos, te recordamos que las copas de vino no van llenas y que son sólo pequeños sorbos los que se dan, esto es primordial que lo sepas para que no te excedas en la medida y lleves siempre una vida de los más saludable posible.

Para finalizar, te compartimos una receta ideal para acompañar con una copa de vino tinto y otra receta elaborada con esta bebida.

¿Te gustó este artículo?