facebook pixel

Tips para hacer ejercicio si tienes diabetes

Tips para hacer ejercicio si tienes diabetes

Si padeces diabetes, sigue estos consejos para hacer ejercicio.

1.Pide la opinión de tu médico antes de tomar cualquier decisión en torno a la actividad física. Él conoce tu historial a profundidad y podrá explicarte qué tipo de ejercicios te recomienda y las precauciones que debes tomar por padecer diabetes.

2. Elige una actividad que te guste y que aumente tu frecuencia cardíaca. El ejercicio no está peleado con la diversión y el placer. Si te gusta socializar, por ejemplo, puedes entrar a unas clases de baile. Si te agrada la naturaleza es buena idea que tomes caminatas en el bosque. ¡Date gusto!

3.Si no estás acostumbrada a hacer ejercicio, comienza poco a poco. Cuando no tienes el hábito de ejercitarte no es recomendable que te sometas a una sesión exhaustiva. Los excesos sólo te conducirán a las lesiones.

4.Escucha a tu cuerpo: no te fuerces cuando tienes muchas ganas de trabajar alguna parte de tu cuerpo o de alcanzar una meta lo más probable es que intentes dar más de lo que puedes soportar.

5.Infórmale a tu entrenador o a tus compañeros que tienes diabetes. El personal del centro deportivo en el que te inscribas, o bien, tus instructores o compañeros de clase deben estar enterados de cuál es tu condición médica. Darles esta información es necesario porque eso les permitirá agilizar la ayuda y dar datos correctos en caso de que te sientas mal o tengas un accidente.

6.Usa una identificación médica. Puede ser una pulsera, una placa sencilla o una tarjeta plastificada. Debe incluir tu nombre, que tienes diabetes, si eres insulino dependiente y un número de contacto..

7.Revisa tu nivel de azúcar en la sangre antes de comenzar cualquier actividad física. El propósito es saber si las condiciones son óptimas para que te sometas a una sesión de ejercicio.

8.Protege tus pies. Es muy importante que le des protección adecuada a tus pies, especialmente si realizas ejercicios que los pueden poner en riesgo de sufrir lesiones (como correr). Busca calzado cómodo, adecuado para tu tipo de pisada, que uses calcetines sin costuras, que cortes tus uñas y asees tus pies diariamente.

9.Hidrátate bien. Debes beber líquidos constantemente. La deshidratación puede modificar tus niveles de glucosa, además de que aumenta tus probabilidades de sufrir un problema cardiovascular. Bebe más si el día es caluroso.

10.Siempre lleva contigo carbohidratos. Es indispensable que lleves un snack que pueda ayudarte en caso de que tengas una baja de glucosa.

11.Realiza mediciones antes y después del ejercicio y compártelas con tu médico. Estos números pueden ayudar a tu médico a conocer tu organismo más a fondo y, en consecuencia, a darte mejores recomendaciones.

12.Vale más constancia que volumen. Es preferible que tengas una actividad física diariamente, aunque sea moderada, a que realices una sesión exhaustiva una o dos veces por semana. En el último caso hay más probabilidades de que sufras lesiones o tengas variaciones abruptas en tus niveles de glucosa.

13.Incluye entrenamiento de fuerza al menos dos veces a la semana. El entrenamiento de fuerza es magnífico porque permite tener un mayor control de los niveles de glucosa. Puedes realizar este tipo de entrenamiento con pesas, o bien, puedes realizar ejercicios de gimnasio (como las sentadillas, las lagartijas,etc) con tu propio peso. Recuerda que estos ejercicios No se le recomiendan a quienes padecen retinopatía diabética.

¿Te gustó este artículo?